Fracasó la paritaria docente y el aumento iría por decreto

La paritaria entre los docentes y el Gobierno, que hasta anoche de preveía como la oportunidad para llegar a un acuerdo y terminar con este conflicto de más de mes y medio, empezó mal por las resonantes declaraciones del gobernador Alberto Weretilneck, quien en horas tempranas aseguró que era imposible aceptar el mandato del Congreso de UNTER de no descontar los días de paro del mes de marzo y de abril.
Tras un debate de varias horas, no hubo acuerdo y el incremento del 21% a los salarios básicos seguirá esperando, y no se descarta que se otorgue por decreto.
UNTER llevaba el mandato irrevocable de aceptar la propuesta salarial con la condición de los no descuentos, pero Educación aceptó a medias y con contracondiciones: descontar los paros del mes de marzo, y recuperar clases, de ser necesario los sábados, para evitar esa quita en los sueldos de abril.
El rechazo vino en este caso de la representación gremial, que convocará con urgencia a un nuevo Congreso en el que se podría resolver nuevas medidas de fuerza.
Al respecto, la ministra Mónica Silva dijo que la propuesta sigue en pie. “No hemos acordado el descuento de los días sin clases, la gremial vino con una condición de no descontar los paros, pero el Gobierno tiene la decisión firme de avanzar, ya que los días no trabajados son días de perjuicio hacia el conjunto de los chicos de las escuelas rionegrinas”, dijo.
Agregó que existía la posibilidad de recuperar días del mes de abril, y descontar marzo, pero no se avanzó. La modalidad consistiría en trasladar las jornadas de capacitación permanente (espacios institucionales) a los días sábados, y aprovechar esas jornadas establecidas aun en el calendario escolar para dar clases. 
Adelantó que el aumento podría salir con un decreto del Gobernador.

También te puede interesar...

Alternative content