Techo Digno: la Municipalidad niega que se estén cobrando las casas

Comentar
El subsecretario de Gobierno de la municipalidad de Viedma, Marín Pérez Morando, negó la existencia de cobros de cuotas de las viviendas del Plan Techo Digno entregadas en un sector del barrio 22 de Abril.
 
La negación del funcionario municipal surge tras conocerse el proyecto de ordenanza presentado ayer por la concejal del bloque del Frente para la Victoria, Evelyn Rousiot, reclamando la prórroga de 12 meses para el inicio del pago de las viviendas en aquellos sectores donde aún no cuentan con la totalidad de los servicios básicos.
 
Pérez Morando aclaró que no está en vista de la Municipalidad empezar a cobrar las cuotas, con el objetivo de compensar los gastos que debieron asumir los beneficiarios por faltantes de elementos y roturas dentro de las unidades habitacionales.
 
Como es sabido en enero de 2016, la totalidad de las casas del barrio 22 de Abril fueron usurpadas cuando todavía estaban en obra, aunque con un notable avance de construcción. Sólo restaba la infraestructura de servicios. 

Con la recuperación de unas 190 viviendas, la Justicia ordenó a la Municipalidad sortear los adjudicatarios y entregarlas.
 
La mayoría de los vecinos beneficiarios, ante el riesgo de la usurpación, optaron por aceptarlas pese a la falta total de los servicios. 

Pasado un año y 4 meses de aquel hecho, un sector de 94 viviendas cuenta con energía eléctrica, gas de red y agua potable. En las restantes 128 hay agua y luz, pero falta el gas ante la proximidad de otro  invierno. En los dos  sectores faltan las cloacas. 

En enero de este año varios vecinos comenzaron a firmar actas de adjudicación donde se acredita un período de gracia de 6 meses próximo a vencerse. 

Esto generó la preocupación por el supuesto inicio del pago de las cuotas, pero a decir de Pérez Morando, no ocurrirá aún, contemplando principalmente a los vecinos de la 128 viviendas que seguramente deberán atravesar un nuevo invierno sin gas. 

El funcionario municipal cree que la confusión surge por la impresión de las facturas de la tasa de la Conservación de la Vía Pública, qué incluye el pago del alumbrado público y la recolección de los residuos. 

Aceptó una reunión para aclarar esta situación.

También te puede interesar...