Vecinos del 22 de Abril piden prórroga para pagar las casas

Vecinos del barrio 22 de Abril continuaron manifestando su preocupación por el vencimiento del período de gracia establecido en la primera de las actas de adjudicación firmadas a partir de noviembre pasado, por lo cual aducen que en breve tendrían que empezar a pagar las casas que no están finalizadas. 
Son adjudicatarios de viviendas construidas con fondos nacionales administrados por la Municipalidad de Viedma bajo el plan Techo Digno. 
Se construyeron un total de 222 unidades en este sector, de las cuales 128 fueron edificadas por una empresa y las restantes 94 por otra. 
Sin embargo aún resta la conexión en la mayoría de las viviendas a los servicios de gas y de cloacas. 
La preocupación llegó al Concejo Deliberante y fue la concejal Evelyn Rousiot quién planteó un proyecto de ordenanza para extender el período de gracia por 12 meses más. 
Pero la respuesta del Municipio fue rápida y tajante: no se están cobrando las cuotas. 
Los vecinos insisten en el articulado del acta de adjudicación donde se establece que son seis meses los permitidos para no pagar el valor de las casas, a modo de compensación de las cuantiosas inversiones que debieron realizar los adjudicatarios para poner en condiciones de habitabilidad a las unidades que fueron entregadas por presión judicial cuando no estaban terminadas. 
El proyecto de Rousiot generó la respuesta de funcionarios de la Municipalidad que están cobrando las cuotas. Hasta allí llegaron el secretario de Gobierno Pedro Sánchez, el subsecretario del área Marín Pérez Morando y el secretario de Economía Hernán Perafán. 
Insistieron los tres funcionarios con que no hay intención de la Municipalidad de empezar a recibir pagos por las viviendas, aceptando que aún falta avanzar por obras para que todos los vecinos puedan estar conectados a los servicios básicos.
Sin embargo, el proyecto de ordenanza avanza en el Concejo. 
Además de la falta de servicios como gas y cloacas específicamente en el sector de la 128 viviendas los vecinos insisten en las deficiencias edilicias que presentan las viviendas a un año de ser entregadas. 
"Más allá de que la Municipalidad se comprometa a extender la prórroga, nosotros no tenemos nada escrito para creerles", dijo Gonzalo, uno de lo vecinos. 
Agregó que "no hay un programa para saber nosotros como van a hacer para conectar los servicios, con qué plazos y solucionar todos los inconvenientes".

También te puede interesar...

Alternative content