2018: Año del Centenario de la Reforma Universitaria

Comentar

La Legislatura rionegrina aprobó ayer el proyecto impulsado por la legisladora Soraya Yauhar que declara el año 2018 como el “Año del Centenario de la Reforma Universitaria”.

El proyecto de ley, aprobado en primera vuelta, establece que toda la papelería oficial a utilizar por los organismos de los Poderes Ejecutivo y Legislativo provincial, lleven la leyenda “2018 – Año del Centenario de la Reforma Universitaria”. También que se promuevan actividades de carácter pedagógico, cultural y de debate histórico-político sobre la importancia y la vigencia de los principios de la Reforma Universitaria. 

Corría el año 1918 y en nuestro país existían tres universidades nacionales, la de Córdoba, Buenos Aires y La Plata, que reunían aproximadamente 14000 estudiantes, siendo la Universidad de Córdoba (fundada en 1613) durante varios siglos, el principal centro de selección de las élites gobernantes locales: suministraba gobernadores, ministros y funcionarios. “Era una universidad influida por la Iglesia Católica y por un grupo de familias aristocráticas, cuyos apellidos se repetían en la titularidad de las cátedras a través de generaciones”, explicó la parlamentaria.


Agregó que “cada vez estaba más firme en los jóvenes de la época la idea de lograr la participación plena del estudiante, que fuera capaz de elegir y ser elegido y por la otra, se buscaba terminar con una élite de profesores que estaban sin dudas a contramano de la historia”.

“En un contexto más amplio, la Reforma pretendía plantear temas de proyección latinoamericana y expresaba anhelos de solidaridad con los obreros” resaltó Yauhar y recordó que el “15 de junio de 1918 fue un día crucial para la Reforma Universitaria, ese día se debía reunir la Asamblea Universitaria integrada por la totalidad de los docentes y designar al rector de la Universidad, el candidato apoyado por los estudiantes, era Enrique Martínez Paz y el de los sectores tradicionales de la Universidad de Córdoba, Antonio Nores. Luego de tres votaciones resultó ganador Nores, lo que desató la rebelión de los estudiantes que tomaron la Universidad y con apoyo del partido radical, los socialistas y del movimiento sindical, rechazaron la elección de Nores, quien intentó mantenerse en el rectorado con apoyo de los grupos conservadores y la Iglesia Católica”.

Días mas tarde, el 21 de junio, el movimiento estudiantil cordobés hizo conocer su reclamo mediante el famoso Manifiesto Liminar, redactado por Deodoro Roca, que comenzaba con la frase: “La juventud argentina de Córdoba a los hombres libres de Sud América:”

Luego, el 12 de octubre, un decreto de reforma contempló ampliamente los reclamos estudiantiles. La Reforma se extendió rápidamente en las universidades de Buenos Aires, La Plata y Tucumán y luego por toda América Latina.

La legisladora mencionó que las principales conquistas, entre otras, fueron la autonomía universitaria, el ingreso irrestricto y el acceso de los docentes a sus cargos por concurso público de antecedentes y oposición.

La agrupación estudiantil radical Franja Morada, lleva ese nombre en conmemoración a la Reforma ya que en aquel entonces, un grupo de estudiantes hizo flamear como bandera las estolas de color morado que los sacerdotes usan alrededor de su cuello, como símbolo del régimen que habían derribado, y a modo de identificación para aquellos que impulsaban la reforma”, expresó Yauhar.

Finamente explicó “la iniciativa busca no solo rescatar sino mantener vivas las banderas enarboladas por aquellos jóvenes y para eso considero importante un recordatorio al cumplirse el centenario de la reforma el año próximo”.

También te puede interesar...