No tienen agua potable y reclaman en el área de Derechos Humanos del Ministerio de Educación

Comentar
Vecinos del sector de huertas ubicadas detrás del barrio 30 de Marzo, insisten con su reclamo de contar con el servicio de agua potable. 
Hace pocas semanas se manifestaron en consecuencia y trasladaron la inquietud a varios sectores de la administración, tanto local como provincial, pero las respuestas no llegaron. 
En la mañana de este martes se presentaron en el Ministerio de Educación y Derechos Humanos. 
Entienden que al tratarse de un derecho humano el agua potable en sus domicilios, corresponde a la cartera conducida por Mónica Silva, gestionar el cumplimiento de tamaño necesidad. 
Una decena de trabajadores de huertas, crianceros y ladrilleros,  expresaron que el agua está a apenas 2000 metros, en la zona del club hípico, pero ellos no tienen nada. 
Deben abastecerse con agua traída desde la ciudad en vehículos como autos y camionetas. 
 No es un dato menor para ellos el estado de las calles que pese a los reclamos realizados, tampoco han tenido respuesta.
"Vinimos al misterio de Educación y Derechos Humanos porque entendemos que el agua es un derecho humano y como no hemos tenido ninguna respuesta de ningún organismo", dijo uno de los vecinos presentes hoy en el Ministerio de Educación. 
"Es cuestión de poner un poco de voluntad, tanto de nosotros como del gobierno, para poder llevar a cabo el servicio público", se esperanzó el vecino. 
Pidió que como primera medida, entendiendo que no se trata de un trabajo arduo y costoso, que trasladan el agua hasta la zona y coloquen unas pocas canillas públicas. "Más adelante vemos cómo avanzamos", sostuvo.
Volvió a reclamar por las calles. "Las calles internas no existen prácticamente, son apenas unas huellas, y cuando llueve tenemos que salir por atrás realizando un verdadero safari", finalizó.

También te puede interesar...