La Universidad Nacional de Río Negro podría participar en el amparo por el basural

Se le dio un plazo de 20 días para que presente un presupuesto y un avance sobre los estudios que realizaría en el predio.

Comentar
En el marco del amparo que se presentó ante la Justicia, para que el municipio detuviera las tareas que estaba realizando en el perímetro exterior del denominado Prebasural, ante la posibilidad de contaminación ambiental, legisladores y concejales del FPV se encontraron nuevamente con funcionarios del Ejecutivo Municipal en una nueva audiencia convocada por la Jueza Carolina Scoccia.

En el encuentro, por un lado, se intimó al perito de parte del municipio a presentar el estudio de impacto ambiental y, por otro, se brindó un plazo de 20 días hábiles a la Universidad Nacional de Río Negro, para que informe y presupueste los estudios que se deberían hacer sobre el predio ubicado al sur de la ex Ruta 1, en inmediaciones de donde se construye el plan 24 Viviendas de IPPV. 

Las novedades fueron confirmadas por uno de los amparistas, el legislador provincial del FPV Nicolás Rochas, tras la realización de la audiencia donde participaron además representantes del municipio y profesionales de la UNRN.

Rochas detalló que la Universidad "fue ofrecida en el marco de este amparo como una institución intermedia, de carácter público y por la relevancia que tiene, a los fines de que pueda colaborar con la jueza en la dilucidación de cuáles son las circunstancias en las que se encuentra el predio. Esto es para realizar pericias que eventualmente puedan arrojar luz sobre cuál  es la situación actual y de ser posible cuáles serían los trabajos de remediación que estarían siendo indispensables para poder sanear ese predio que se encuentra ubicado a escasos metros de un flamante barrio de viviendas,  próximo a ser ocupado por los vecinos y esa es la mayor preocupación que tenemos". 

El parlamentario indicó que el encuentro "nos sirvió también como un espacio más en la búsqueda de consensos, que es lo más importante para destacar de esta audiencia" y destacó que "no somos partes que estemos enfrentadas porque se trata de un amparo ambiental, no es un juicio de uno contra otro, es una acción promovida por algunos vecinos, que lo hacemos en carácter colectivo en nombre y representación del resto de los vecinos que podrían verse afectados, y buscamos una solución, que es que se logre con el menor impacto posible para quienes tengan que estar en contacto directo con esas inmediaciones". 

Rochas valoró el ámbito generado por el amparo "como una espacio para debatir ideas y ver cómo llegamos a una mejor solución y resultó útil sobre todo para conocer que la UNRN cuenta con las herramientas técnicas, vamos a ver desde el punto de vista presupuestario cuanto cuesta esto y sería muy interesante, independientemente de lo que termine surgiendo, que podamos contar y poder arribarle a la jueza un informe técnico que pueda dar seguridad a los vecinos que terminen siendo asignados en esa viviendas". 

También te puede interesar...