Santos cruzó a Molinari y atacó al Municipio por controles ineficientes

El concejal del FPV criticó el proyecto que impulsa el cierre de los comercios que vendan bebidas alcohólicas a las 24.

Comentar
El concejal del FPV, Diego Santos, salió al cruce de las declaraciones de su par de la UCR, Genoveva Molinari, que vinculó el rechazo de la oposición a dar tratamiento a un proyecto de su autoría -que busca limitar el horario de funcionamiento de todos los comercios que venden alcohol- a supuestos intereses personales. El edil frentista consideró que ya hay normas vigentes que regulan el tema, pero aseguró que el problema central está en que el municipio "no tiene los pantalones puestos" para hacer que se cumplan.

Santos cargó contra "las declaraciones irresponsables de la concejal Molinari" y enfatizó que "no es la forma de poder dirimir estas cuestiones". Enfatizó que "hay que desalentar el consumo de alcohol y no castigar a los comerciantes", y señaló que en el proyecto no hay ningún documento de la cámara empresaria o del sindicato mercantil que respalde la iniciativa de la radical.

"Yo me puse a su disposición, le aconseje y le tire un par de ideas, sin embargo, ella siguió adelante y nos quiso llevar puestos con una ordenanza cerrada, así, sin más tratamiento, inclusive macaneándonos, diciéndome que tenía acuerdo de la Cámara de Comercio y que había hablado con el sindicato de Empleados de Comercio, y ninguno de ellos tuvo ni siquiera una reunión, ni estuvo de acuerdo con que se cierren comercios, así, de esta forma lo hizo. Y teniendo en cuenta que hay comercios que en ciertos días de la semana trabajan de 12 a 6 de la madrugada, haciendo una diferencia, en la coyuntura económica que tiene la ciudad, donde cualquier actividad que pueda generar una moneda más, es necesaria una consulta", señaló Santos. 

El concejal insistión con calificar como "desafortunadas" las declaraciones de Molinari y la desafió a que "si tiene alguna prueba le pido por favor que la lleve a la Justicia, porque me está acusando de tener relación directa con negocios de venta de alcohol cladestino en la ciudad y que tengo intereses personales".

"Lo que Molinari quiere hacer es una reglamentación de una norma que veo como una frazada para tapar el problema real del alcohol en Viedma, que es que el Ejecutivo no tiene la capacidad, los recursos, los medios, o no tiene los pantalones puestos para realizar los controles y ejecutar las ordenanzas que hoy están vigentes", argumentó Santos. 

El edil además definió el proyecto de Molinari como represivo y simplista. "Cerrando tres o cuatro comercios que operan licitamente, dejando personas sin laburo, que trabajaban horas extras en ese horario, mandándolos para la casa. Con todo eso no solucionamos el problema del alcohol en Viedma que es un problema que hay que atacarlo de raíz".

Santos adelantó además que la semana próxima presentará un proyecto de ordenanza "que tiene que ver con el consumo de alcohol y donde contemplo la creación de programas de parte del Ejecutivo Municipal con recursos que van a salir de una licencia, que van a tener que pagar todos aquellos que expendan bebidas alcohólicas y, con ese fondo, generar campañas de concientización y desalentar el consumo de alcohol".

También te puede interesar...