Obras Públicas cruzó a UOCRA por la situación de la constructora Draco

Echarren negó que la convocatoria a acreedores que realizó la firma se deba a atrasos en los pagos desde la provincia.

Comentar
El secretario de Obras Públicas de la provincia, Alejandro Echarren, salió al cruce esta mañana de las consideraciones que se habían realizado desde la seccional Viedma de la UOCRA respecto a la responsabilidad de la provincia ante la quiebra de diferentes empresas constructoras en la ciudad y en la que refirió el caso de la firma Draco que se presentó en concurso preventivo de de acreedores. "Si ese fuese el motivo estarían todas las empresas quebradas o fundidas y nosotros tenemos empresas en Río Negro que han sido muy prolijas en la administración de sus obras, en su parte financiera y son empresas que siguen trabajando", enfatizó el funcionario en declaraciones a Radio VYP.

Echarren confirmó que mantuvo contactos con los directivos de la empresa y detalló que le adelantaron la apertura del concurso preventivo, aunque aseguró que está garantizada la obra de ampliación del Hospital Artémides Zatti que desarrolla Draco, al igual que la continuidad de los obreros empleados. "Si bien no están dentro de los plazos de ejecución que habíamos estimado, esto tiene que ver con cuestiones más técnicas y de desarrollo de la obra, que es una ampliación y refacción con el Hospital funcionando y otras cuestiones que han surgido de modificaciones que hemos planteado durante el desarrollo de la obra, que hace que el desarrollo no sea el que se había acordado en un principio".

El funcionario explicó que la provincia está "casi al día en los pagos, no hay inconvenientes de pago" con Draco, aunque reconoció que "cuando una empresa se presenta a concurso uno ya empieza a prender la lucecita amarilla, empieza a mirarlo de otra manera y a hacer un seguimiento un poco más exhaustivo para ver que no se caiga la empresa". "Para el estado no es saludable que otra empresa rionegrina termine quebrando, ya hemos tenido varios casos" y recordó puntualmente el de Baszkir. "Significa la parálisis general de las obras cada vez que una empresa quiebra, de 8, 9, 10 meses y a todas aquellas personas que están dependiendo de la empresa en el caso de los obreros de la construcción quedarse sin su trabajo efectivo". Igualmente en el caso de Draco destacó que "no hay motivo para que esto termine en una quiebra".

"La provincia y el estado nacional han tenido momentos que han pagado bien y momentos en los que no han pagado tan bien, y en los privados pasa absolutamente lo mismo, ni la provincia, ni la nación, ni cualquier municipio, ni el privado escapa a la situación económica en general", argumentó el funcionario y aclaró que "hay cuestiones de manejo empresarial en las cuales uno no se puede meter". 

Echarren destacó el "volumen de obra pública en ejecución" entre las que destacó los hospitales de Allen, Catriel y Las Grutas y "todas las obras de los fondos petroleros que están en ejecución". Puntualmente en caso de Viedma detalló que ya están listas para inaugurarse el Jardín Nº 21 en Barrio Ceferino y la reforma del natatorio del Instituto de Educación Física. Mientras se reinician las obras del salón de usos múltiples de la ESFA, del Jardín Nº 70 del Barrio San Martín y están prontas a comenzar la remodelación del edificio de la Unidad Ejecutora Provincia, la bajada de la Escuela Náutica Provincia, el Globito Azul y la escalera metálica del balneario Playa Bonita.

También te puede interesar...