El ex legislador Rubén López irá a juicio por abuso sexual

El dirigente del Sindicato de la Fruta afronta dos causas, una denunciada por una ex empleada doméstica y otra efectuada por una joven moza.

Comentar
El ex legislador de JSRN y dirigente del Sindicato de la Fruta, Ruben López, deberá sentarse en el banquillo de los acusados en el marco de un juicio en su contra que se iniciará en las próximas semanas por la denuncia que realizó una ex empleada doméstica que trabajaba en su domicilio. Mientras se aguarda lo que ocurrirá en otra causa, por la misma temática, en la que está imputado junto al exfutbolista Luis Abramovich y que  se inició tras la denuncia de un joven moza.

En la audiencia de control de acusación desarrollada ayer en Cipolletti la fiscalía presentó la evidencia recabada durante la etapa de investigación y adelantó que requerirá pena de cumplimiento efectivo para un ex legislador provincial acusado de abuso sexual.

De la audiencia participaron el fiscal jefe Santiago Marquez Gauna, la fiscal del caso Eugenia Vallejos, el representante de la querella Ricardo Sandoval Córdoba y los defensores Pablo Agabios y Rolando Villasuso.

La Defensa solicitó el sobreseimiento del ex legislador, pero los representantes del Ministerio Público y de la querella se opusieron porque advirtieron que los fundamentos del planteo defensivo debían ser probados en el juicio propiamente dicho y no en la audiencia de control de acusación. 

El Juez de Juicio Guillermo Baquero Lazcano hizo lugar a la posición de la fiscalía y rechazó el sobreseimiento intentado.

En la audiencia se avanzó también en la presentación de pruebas. Entre las evidencias del caso la parte acusadora mencionó el testimonio de la víctima, el de la médica que certificó las lesiones sufridas por la joven, de los psicólogos del Cuerpo de Investigación Forense y de los peritos del Gabinete de Criminalística que trabajaron en el caso. La defensa solicitó dos testimonios que argumentaron avalan su teoría del caso.

El hecho fijado detalló la fiscalía, "ocurrió el 18 de octubre de 2016, cuando la víctima, que trabajaba como empleada en la casa del ex legislador, se encontraba en la cocina. En esas circunstancias el imputado apretó desde atrás a la joven y realizó tocamientos en sus partes pudendas. La víctima intentó zafarse y allí se produjo un forcejeo donde la misma resultó lesionada y tras esta situación el hombre le habría manifestado que él tenía mucho poder y que ella podía aparecer en la sierra con un tiro en la cabeza".

La calificación legal del hecho es la de abuso sexual simple, lesiones leves y coacción. Teniendo en cuenta el concurso de delitos la fiscalía adelantó que solicitaría más de tres años de prisión para el acusado por lo que si se hace lugar a la pretensión punitiva reacaería pena de cumplimiento efectivo.

También te puede interesar...