Pidieron prisión perpetua para los asesinos de Carnero

La querella y la fiscalía coincidieron en el pedido de la pena en la audiencia de ayer.

Comentar
La Fiscalía solicitó ayer prisión perpetua para los dos hombres acusados por el asesinato de Rodrigo Carnero, ocurrido en abril de 2014, en el marco de un robo.

El fiscal Jefe, Fabricio Brogna, solicitó la pena de prisión perpetua para los dos acusados por considerarlos coautores del homicidio de Carnero, que habría sido producido con alevosía y para tratar de lograr su impunidad en un robo realizado antes. Las defensas de los imputados pusieron énfasis en la nulidad de los procedimientos realizados en el lugar y en un allanamiento posterior que deja, coincidieron, a la acusación sin pruebas firmes.

El hecho se produjo el 18 de abril de 2014, luego de que los tres hombres estuvieran juntos durante la madrugada. Según la acusación, aproximadamente a las 10 de la mañana, los imputados ingresaron al domicilio de la víctima y lo atacaron con un palo extraído de la puerta de la vivienda de uno de ellos, ubicada a escasos metros del departamento donde se produjo el hecho. Pocas horas después, los dos se hicieron presentes en la vivienda de un amigo común, intentando venderle el celular de la víctima.

Brogna detalló en su alegato, al que adhirió la querella ejercida por Miguel Cardella, cada una de las pruebas que demuestran la coautoría de ambos en el hecho y los agravantes.

“Los hombres llegaron juntos a la habitación donde la víctima dormía, hay huellas de pisadas de ambos sobre la sangre y en las zapatillas, lo que los ubica en ese espacio y en ese momento. Ingresaron al dormitorio y con Carnero durmiendo, de espaladas a la puerta, le produjeron un golpe con un palo y con él, una fractura de cráneo que le provocó la muerte”, expresó.

En ese sentido explicó que fueron encontrados ambos trozos de palos y en cada uno ADN de los imputados y sangre de la víctima, aunque uno la tenía por contacto y el otro por salpicaduras. “Es decir, uno de ellos tenía el arma homicida y el otro hombre estaba a su lado”, destacó.

A la hora de probar que el móvil fue el robo, dijo que ambos hombres sabían que la víctima tenía dinero y que existía entre los tres un vínculo carente de peleas o diferencias que ocasionara el desenlace del hecho por un motivo diferente a ese.

El representante del Ministerio Público Fiscal valoró además las circunstancias posteriores al hecho, en la que ninguno de los dos imputados demostró remordimiento, queriendo incluso vender el celular sustraído a la víctima. "La falta de arrepentimiento habla de la intencionalidad de matar”, destacó.

Respecto a los pedidos de nulidades Brogna expresó que, más allá de las cuestiones formales que rodearon las medidas posteriores y la tarea en la escena del crimen, el derecho de defensa no estuvo afectado en ningún momento.

A pedido de la Fiscalía, el Tribunal compuesto por Ariel Gallinger, Gustavo Guerra Lavayén y Sandra Filipuzzi dispuso que los imputados cumplan prisión domiciliaria con monitoreo electrónico hasta tanto se dicte sentencia. Uno de ellos en el centro de rehabilitación en el que se encuentra internado y el otro en su domicilio.

La sentencia se conocerá el próximo 25 de octubre a las 12.30 confirmaron desde el poder Judicial.

También te puede interesar...