Nuevas pruebas en el caso del crimen del Oficial Muñoz

Se hallaron restos de un proyectil en lugar donde apareció el cuerpo y quedaron en duda las pericias de Gendarmería realizadas en el lugar.

Comentar
Restos de un proyectil y un casquillo de bala fueron hallados ayer por investigadores judiciales en el descampado ubicado en cercanías de la ciudad de San Carlos de Bariloche donde fue hallado asesinado el oficial de la Policía de Río Negro, Lucas Muñoz.

Desde el Ministerio Público se informó que "con resultados positivos se realizó en horas del mediodía, una nueva pericia en la causa que investiga el homicidio del Policía de Río Negro, Lucas Muñoz. Las mismas dispuestas por el Fiscal Martín Govetto se llevaron a cabo en un descampado cercano a la ruta de circunvalación donde fue encontrado el cuerpo".

"El representante del Ministerio Público solicitó inspeccionar la escena y realizar un relevamiento con detectores de metales, a fines de encontrar restos de material metálico, que permitirían ahondar en la hipótesis generada a partir de informes de médicos legistas de la provincia de Río Negro. La misma refiere a la existencia de otro escenario probable donde se podría haber cometido el homicidio del agente de Policía". detalló el comunicado.

"La pesquisa realizada arrojó resultado positivo, permitiendo obtener materiales que serán debidamente peritados y comparados con elementos similares obtenidos en el mismo lugar", confirmaron las fuentes oficiales. Esto cambiaría el escenario que habían planteado los peritos de Gendarmería Nacional que sugerían que Muñoz había sido asesinado en otro sitio diferente al que fue hallado hace casi 14 meses.

Participaron del operativo personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Karina Uribe de la Unidad Operativa de Criminalística del Ministerio Público, la abogada de la querella Karina Chueri, junto al hermano de la víctima Javier Muñoz y Leonardo Saccomanno del Cuerpo Médico Forense.

También te puede interesar...