Por el traspaso del estacionamiento medido peligran 48 puestos laborales

Son los empleados administrativos y ticketeros de la Mutual Vivir. El gremio UTEDYC busca que se les garantice la continuidad.

Comentar
Unos 48 trabajadores de la Mutual Vivir se encuentran viviendo un momento de incertidumbre ya que desconocen si continuarán trabajando. Por un lado están los ticketeros del estacionamiento medido que aún no saben si serán absorbidos por el nuevo prestador del servicio. Por el otro los administrativos, que quedarían en la cuerda floja, en caso de que ante eventuales despidos se presenten demandas laborales que jaqueen las finanzas de la entidad.

Justamente tratando de llevar alguna certeza a los trabajadores se encuentra la seccional Viedma de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDYC) que desde hace días viene reclamando una reunión con autoridades municipales y con representantes de la Fundación Ayuda al Niño y Adolescente Rionegrino con Cáncer, ANYARC, que en las próximas semanas estaría asumiendo la responsabilidad del sistema de estacionamiento medido y pago.

Ricardo Lamas delegado normalizador de UTEDYC detalló que por este tema se reunieron el viernes con la presidenta del bloque de concejales del FPV, Evelyn Rousiot, para manifestar su preocupación por el futuro de los 48 trabajadores de la Mutual Vivir.

Lamas señaló que tomaron conocimiento de que directivos de la Mutual Vivir presentaron días atrás un recurso de amparo ante la Justicia, con el objetivo de pedir "una prórroga de 60 días para poder normalizar lo que parte financiera". 

"Por lo que tenemos entendido en 60 días no van a tener más esa concesión, que eso le está sirviendo para juntar alguna situación monetaria como para poder afrontar todo lo que se puede llegar a venir y no tenemos todavía una reunión concreta con la intendencia para ver que cantidad de gente pasaría a la asociación ANYARC", detalló el delegado normalizador.

Lamas explicó que la idea del gremio es "es tratar de colaborar tanto con ANYARc como con la municipalidad y con la Mutual Vivir por los trabajadores que están en juego" y recordó que a diferencia de convocatorias anteriores el municipio no incluyó en los pliegos la continuidad de los empleados del sistema medido y pago. 

"Tenemos el compromiso verbal de la municipalidad y a la concejal le transmitieron lo mismo, que la totalidad de los trabajadores pasarían a ANYARC, pero todavía nosotros no hemos tenido una reunión formal, ni con el intendente, ni con la secretaría de gobierno, ni con ANYARC en donde nos ratifiquen y nos firmen eso", señaló Lamas, quien espera que estos encuentros se puedan dar durante la semana próxima.

"Cuando hablamos de la Mutual Vivir hablamos de 48 trabajadores, no hablamos sólo de los ticketeros, porque si se te van 20 trabajadores e inician una demanda por indemnización, el resto que queda, queda tecleando. Entonces acá lo que tenemos que asegurar y garantizar a los trabajadores que quedan, que van a poder estar holgadamente tranquilos y que las indemnizaciones se pueden areglar de una forma distinta que al no tener un trabajo y quedar gente en la calle", explicó el gremialista.

Señaló que el rol de UTEDYC es de "componedores, tanto para los trabajadores que puedan pasar a la nueva consignataria y a los trabajadores que nos queden. Estamos en el medio y tratando de hacerle entender a la municipalidad y a toda la gente que se necesita que puedan seguir trabajando". 

También te puede interesar...