Un caso que evidencia las carencias del Hospital Zatti

Una joven con un problema renal relató el calvario que implica el actual sistema de entrega de turnos.

Comentar
Una joven viedmense dejó en evidencia lo engorroso que es para los vecinos que lo necesitan conseguir un turno para atenderse con un especialista en el Hospital Artémides Zatti de Viedma. En plena explosión tecnológica de la comunicación, redes y sistemas informáticos, la única forma de lograr uno de los contados turnos que se brindan es soportar horas de espera haciendo una cola durante la madrugada, aunque esto no garantiza obtenerlo.

La situación fue puesta en evidencia por Brenda Blaser, una joven viedmense, que padece una patología renal que requiere repetidas intervenciones y consultas con especialistas. Producto del vetusto y poco claro sistema de entrega de turnos, se ha enfrentado a constantes dificultades para lograr ser atendida.

La joven compartió su indignación e impotencia por la situación que le toca vivir a diario a ella y otros cientos de pacientes que a diario concurren al Hospital de Viedma a atenderse. Y reclamó públicamente para que las autoridades sanitarias resuelvan esta situación.

Blaser criticó la metodología actual en la que la gente que necesita un turno con un especialista debe concurrir en horas de la madrugada para poder acceder a los números que se distribuyen a las 6 entre las personas presentes. A las 6.30 se los empieza a convocar por ventanilla y se brindan unos 15 turnos por cada profesional, por lo que es habitual que muchos pacientes después de horas de espera se tengan que retirar sin lograr la consulta con el especialista que necesitan.

La joven además debe someterse a intervenciones periódicas por su dolencia, pero el Hospital Zatti carece del instrumental necesario, por lo que debe ser derivada a Cipolletti. Nuevamente en la capital rionegrina y tras repetidos intentos desde hace dos meses no logra conseguir turno con el especialista que debe evaluarla.

"Supuestamente los turnos se dan en el día y cada especialista tiene 15 pacientes para atender. El tema es que uno va a las 5;30 de la mañana hace la cola para que te den el número, luego esperas que te llamen por ventanilla y cuando legas te dicen que ya no quedan turno para ese especialista. Como puede ser", cuestionó Blaser.
 
"Lo que sucede es que además que el sistema es totalmente obsoleto, si no tenés un conocido dentro del hospital olvidate de conseguir un turno, ya que la gente que trabaja dentro del establecimiento se encarga de reservar turnos a sus familiares y conocidos por lo que cuando uno va y hace las cosas como supuestamente deben ser ya no quedan turnos", consideró la joven.

"En este tiempo he ido infinidad de veces, a tratar de conseguir un maldito turno, a tratar de que me atienda sin turno y nada. Ya pasaron más de cuatro meses desde que se me hizo el cambio de catéter, lo que quiere decir que hace un mes se debía haber sacado o cambiado nuevamente y así estamos. El tiempo sigue pasando, sigo con dolores, sigo sin poder hacer una vida normal y sobre todo sigo corriendo riesgos de que la situación se complique", manifestó.

"Todas las personas se merecen un trato digno el cual el Hospital Artémides Zatti no está dando. Pido por favor esto se comparta, entre todos podemos hacer algo, hoy en día un escrache en redes sociales suele tener mucho más peso que cualquier tipo de denuncia", manifestó la joven cansada de la situación, que sin resultados trató de hablar con el director del nosocomio e incluso recurrió a la Defensoría del Pueblo.

También te puede interesar...