La reforma laboral divide al Concejo Deliberante

Cuatro de sus miembros expresaron su repudio a la iniciativa.

Comentar
El proyecto de reforma laboral que impulsa el gobierno nacional dividió al Concejo Deliberante de la capital rionegrina. Cuatro de sus ediles impulsan un proyecto de comunicación para formalizar su oposición, mientras que otros cuatro evitaron acompañar el proyecto  en cierta forma alineando sus posturas a las asumidas por sus respectivos referentes partidarios.

El proyecto de comunicación pretende manifestar su "repudio al proyecto de reforma laboral" que impulsa el gobierno ante el Ejecutivo Nacional, el Congreso y la Legislatura de Río Negro y lleva la firma de los ediles Mariana Arregui (PS), Evelyn Rousiot (FPV), Diego Santos (FPV) y Facundo Montecino Odarda (ARI). Quienes no firmaron fueron Silbana Cullumilla (FPV), Leandro Massaccesi (Cambiemos), Genoveva Molinari (UCR) y Paola Casadei (UCR).  

Los ediles consideraron en la iniciativa que los cambios impulsados por Macri "suponen una flexibilización y la pérdida de innumerables derechos conquistados por los trabajadores".

Argumentaron que la reforma apunta al "recorte de aportes patronales" que consideraron como "una clara transferencia del estado a las empresas" que entre otras cosas permitirá la condonación de deudas a empresarios que hayan tenido trabajadores en negro por años.  

Además señalaron que de aprobarse estos cambios permitirá "tercerizar servicios y desligar de la responsabilidad a los empresarios".

Además refirieron a la eliminación de las horas extras, topes indemnizatorios y disminución salarial. "Si esto avanza patrones dispondrán y decidirán sobre la vida y organización familiar", alertaron.

Para los ediles que formalizaron su oposición a la reforma laboral macrista el proyecto "pretende ubicar en el mismo nivel de obligaciones y derechos a los empleadores y empleados, dejándolos a la deriva del mercado al quitarles la protección del estado".

También te puede interesar...