Inacción y conflictos en la Secretaría de Niñez

Comentar

La secretaria de Niñez es la piedra en el zapato de la alicaída gestión de Weretilneck. El Gobernador nunca entendió el verdadero rol del organismo proteccional encargado de atender a los niños, niñas, adolescentes y sus familias en estado de vulnerabilidad. Hace dos meses recategorizó el área dando status de Secretaría de Estado con rango ministerial. Con lo cual la sacó de la órbita de Desarrollo Social para que dependa directamente de él.

Este cambio de estructura lo coronó con la designación de Roxana Méndez al frente del organismo. Ahora los conflictos de Méndez son directamente problemas del Gobernador, no hay intermediarios. El viernes el gremio ATE realizó una asamblea en Viedma y este lunes profundizarán la medida instalando el “Estado provincial de alerta y asamblea permanente en todas las dependencias de esta área”.  Los argumentos principales radican en el incumplimiento de las actas firmadas por la propia funcionaria.

Méndez ya dinamitó su relación con el gremio que más presencia tiene en su Secretaria. Hace un par de semanas se había comprometido a pasar a todos los becados a contrato antes de fin de año, algo imposible por los tiempos burocráticos necesarios. El gremio denuncia que  internamente ya deslizó que no todos los becados obtendrían su contrato ni este año ni el que viene. Se había comprometido a no dejar sin funciones a trabajadores y tampoco cumplió.

Desde que está en funciones Méndez no ha convocado al CONIAR, el Consejo encargado de colaborar en la direccionalidad de las políticas de Niñez. El 23 de octubre la Secretaria se había comprometido en el acta firmada en la reunión mantenida con ATE, entre otras cosas, a “conformar las mesas sistemáticas de trabajo para noviembre y diciembre respecto a la reglamentación de la nueva Ley que establecía la incumbencia de su área con integrantes de los gremios y el CONIAR”.

 La relación de la titular de la Secretaría de Niñez con la Justicia tampoco es de las mejores. Por ahora el Poder Judicial no se ha expresado pero observa con atención la inacción. Méndez dilapidó rápidamente el crédito que tiene cualquiera que recién inicia sus funciones.  Tardó dos meses en visitar al presidente del Superior Tribunal de Justicia Ricardo Apcarian. Desde el STJ le habían solicitado el encuentro apenas asumió. Nunca entendió que su antecesor fue eyectado por lo expuesto que lo dejó la justicia.

El área de Niñez no ha visibilizado nuevas políticas ni programas. Lo que queda expuesto son los viejos conflictos que cada tanto el Gobernador acallaba con el recambio de funcionarios. Méndez es la sexta secretaria que designa Weretilneck. Todos se han quejado por la falta de recursos. Allí puede estar una de las causas de la inacción que posterga el cumplimiento de los derechos de la población más vulnerables.

También te puede interesar...