Soria contra la "burrada" de Macri y Weretilneck

El dirigente roquense cuestionó la insistencia con el proyecto nuclear.

Comentar
El presidente del PJ rionegrino e intendente de General Roca, Martín Soria cargó contra el reflotado proyecto de construcción de una central nucleoelétrica en cercanías de Sierra Grande y apuntó contra el presidente Mauricio Macri y "su socio" el gobernador Alberto Weretilneck. Recordó además que los municipios de esa región son no nucleares por carta orgánica y apuntó a la escasa participación que tuvo la consulta popular en la que basan su insistencia los impulsores y defensores del proyecto.

Soria además hizo referencia en tono irónico a "el peor error político", palabras con las que el propio Alberto Weretilneck se refirió a su idea original de ofrecer la provincia al gobierno nacional para la radicación del reactor nuclear. 

"Yo fui el primer dirigente político, incluso antes de mi hermana, que dije que era una burrada total", señaló en torno al proyecto. En tanto evitó pronunciarse sobre la postura de su compañero el snador Miguel Pichetto defensor del proyecto nuclear: "yo no estoy para ser opinólogo de de las opiniones del senador Pichetto".

"De las opiniones nuestras y de nuestras acciones, de las acciones de los dirigentes políticos, de aquellos que tenemos alguna responsabilidad, los que tienen que opinar son los vecinos que te quieren o no te quieren, te acompañan o no te acompañan, les gustas o no les gustas", sostuvo el titular del PJ rionegrino. 

"Lo dije de entrada, era una burrada total en una provincia como la nuestra, con las características particulares que tiene, con ríos caudalosos que terminan en el mar, podríamos hacer más centrales hidroeléctricas que es energía limpia y acá vienen los chinos con Macri a vendernos una planta atómica prefabricada china para las costas nuestras", argumentó Soria. 

"Tanto Macri como su socio Weretilneck dicen que van a respetar, porque se ve que quieren insistir con el tema, las autonomías municipales, entonces si las quieren respetar respeten las cartas orgánicas de aquellos municipios que en 94 y 95 prohibieron la instalación de ese tipo de energía en sus ejidos municipales", reclamó Soria.

"Sino es como que hablemos sin saber prácticamente, yo leía las declaraciones y me asustaba un poco, hicieron un plebiscito hace poquito, creo que fue un montón de gente a votar", chicaneó el dirigente roquense.

Y enfatizó que en la consulta popular realizada en diciembre en Sierra Grande "el 20 por ciento de una localidad fue a manifestarse a favor y el otro 80 o no se enteró o no quiere y sin embargo el presidente y el gobernador hablan del respeto a las autonomías y van a volver a insistir con el proyecto de instalación de este gran negocio chino".

"Me hace acordar mucho al negocio de Saiz de la soja china en las postrimerías de la caída de aquel régimen que se fue en el 2011", cerró Soria.

También te puede interesar...