TC: Motores ruidosos, millones silenciosos

No hay información oficial sobre los recursos que destinará la provincia para traer a la máxima categoría a Viedma.

Comentar
Un gran hermetismo hay en el gobierno provincial en torno a la millonaria cifra que se desembolsará de las arcas provinciales para el desembarco del TC en el Autódromo de Viedma en la primera fecha del campeonato de la máxima categoría del automovilismo nacional.

La competencia denominada Gran Premio Lotería de Río Negro se correrá los días 16, 17 y 18 de febrero, y demandará un multimillonario aporte de la provincia, el número certero es mantenido en reserva desde la gestión, pero se estima que sería ampliamente superior a los 6.6 millones que oficialmente se destinó a la competencia en 2017, o al menos eso fue lo que se transparentó tiempo después a través de dos decretos del gobernador Alberto Weretilneck publicados en el Boletín Oficial.

Con el millonario aporte que la provincia realiza a la Asociación de Corredores de Turismo Carretera posibilita que la categoría corra en el circuito capitalino, pero además de eso debe afrontar otros gastos como la realización de las obras de acondicionamiento del circuito, costo de hoteles, instalación de baños químicos entre otras cuestiones que engrosan la cifra que sale de las arcas públicas, en una época de vacas flacas y en teoría de contención de gastos innecesarios.

Igualmente funcionarios provinciales destacaron que la provincia parte de los recursos que destina a la competencia a través de la venta de entradas, fijando su valor y quedándose con todo lo que se recaude por ese concepto.

En 2017, fuentes oficiales consignaron que se vendieron más de 8 mil entradas y otras 2 mil fueron entregadas en calidad de "gentileza" para promocionar el evento.

Este año las generales costarán 250 pesos y las que permiten el acceso a boxes 550 adquiriéndolas anticipadamente, sobre la fecha de la carrera costarán 300 y 880 respectivamente. Jubilados, discapacitados y menores podrán ingresar gratis.

En síntesis, el estruendo de los motores del TC contrasta con el silencio con el que se vienen manejando los recursos públicos que se destinarán la competencia.

También te puede interesar...