La Plaza Seca podría llamarse 9 de Agosto

Los integrantes del MAR quieren un homenaje a la marcha antinuclear que se realizó en 2017. Cuentan con el respaldo del FPV y RÍO.

Comentar
Integrantes del Movimiento Antinuclear Rionegrino elevaron hoy un pedido formal al Concejo Deliberante de Viedma para que se imponga el nombre de 9 de Agosto a la plaza seca que se inaugurará en la Manzana Histórica en reconocimiento a la multitudinaria movilización que se realizó en la ciudad en rechazo a la instalación un reactor nuclear chino en territorio rionegrino. Los concejales Evelyn Rousiot y Facundo Montecino Odarda dialogaron con los impulsores de la iniciativa y comprometieron su apoyo, lo que deja en evidencia que el acercamiento entre los lideres del PJ y RÍO a nivel provincia, también se replica en la ciudad. 

"En conocimiento de la futura inauguración de una plaza seca situada en la calle Rivadavia entre las arterias Colón y Alvaro Barros, circunscripta en la denominada Manzana Histórica, y reconociendo que este emprendimiento urbanístico resulta la concreción de un largo anhelo del Municipio y de otras entidades participantes en el mismo, veríamos, con suma satisfacción, que la misma lleve en la elección de su nombre el recuerdo de una gesta histórica vinculada a los vecinos de esta ciudad capital, de la cual nos enorgullecemos", señalaron en el documento elevado al Deliberante.

"Reconociendo que todo nombre asignado a las personas significa para las mismas la asignación simbólica y afectiva de cualidades positivas, no esta ajena esa misma intención cuando se trata de bautizar calles, edificios o monumentos públicos, por mencionar algunos ejemplos. Al momento de elegir el nombre que les deseábamos proponer, rápidamente nos vinieron a la memoria las bellas, pacíficas y contundentes imágenes que tuvieron lugar en esta ciudad el día 9 de agosto del 2017, bajo la convocatoria a una Marcha Nacional", argumentaron.

Mencionada movilización se concretó en esa fecha rememorando los bombardeos nucleares efectuados por los Estados Unidos y sus aliados sobre los pueblos japoneses de Hiroshima y Nagasaki y en rechazo a la posibilidad de que se instale una central nuclear en la provincia, y la masividad de la marcha fue uno de los elementos que tuvo el gobierno provincial para impulsar un proyecto que terminó convirtiéndose en la Ley 5227 que estableció la prohibición de la instalación de reactores nucleares de potencia, exceptuando a aquellos que impulse la empresa provincial INVAP.

Con el respaldo de los bloques del FPV y el Frente Progresista sería sólo una cuestión de tiempo y de pasos formales que la nueva plaza llevará el nombre de esa fecha, algo simbólico, pero que actualiza la postura antinuclear en fechas en las que un reducido grupo de dirigentes pro nucleares siguen soñando con la concreción del proyecto nuclear argenchino. 

También te puede interesar...