La aprensión de niños y adolescentes ya tiene un protocolo

La Policía deberá dar intervención al Ministerio Público y a la SENAF.

Comentar
Esta mañana con un acto en Casa de Gobierno autoridades provinciales y nacionales, junto a funcionarios judiciales rubricaron un nuevo protocolo que establece de que modo deberán proceder los efectivos de las fuerzas de seguridad que procedan a la aprensión de niños, niñas y adolescentes en el caso que sean sorprendidos cometiendo delitos, en actitudes sospechosas o en conductas que impliquen un riesgo para ellos mismos o terceros.

EL protocolo formalizado hoy busca que niños y adolescentes aprendidos por las fuerzas de seguridad por la presunta comisión de un delito sean alojados en centros de admisión y derivación o en unidades de orden público para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos.

El documento estableció que "los agentes deberán ajustar su accionar a las prescripciones establecidas por las normas de carácter internacional, nacional y local" y prevé la generacion de espacios especializados denominados Centros de Admisión y Derivación. En el caso de Viedma ya está funcionando y actualmente se trabaja para acondicionar espaciones similares en el resto de la provincia.

Roxana Méndez titular de la SENAF destacó el avance que implica este nuevo protocolo de actuación para la atención de los menores de edad. Por su parte Olga Alvarez Lucero directora nacional de Adolescentes Infractores a la Ley Penal remarcó el acompañamiento del gobierno nacional al "proceso que lleva adelante la provincia en la prevención temprana en la aprensión de niños, niñas y adolescentes". 

Por su parte el ministro de Seguridad y Justicia Gastón Pérez Estevan, explicó que "este protocolo fundamentalmente lo que hace es detallar en que momento la Policía tiene la facultad de aprender y en que momento interviene el Ministerio Público Fiscal que lo hace de inmediato y resuelve cual va a ser la situación del menor".

El ministro detalló que la Policía está obligada a intervenir "cuando hay un menor que está cometiendo un delito" y refirió que "en Viedma ya funciona y en el resto de la provincia ya se están haciendo nuevos centros de atención y derivación de los menores en el marco de este protocolo y la función que debe cumplir" la fuerza de seguridad.

En la firma del protocolo estuvieron el vicegobernador Pedro Pesatti, el ministro de Salud Fabián Zgaib, la Defensora General Rita Custet y Laura Dimarco coordinadora del Programa Nacional de los Centros de Admisión y Derivación. 

También te puede interesar...