Quedó preso el policía que fusiló a una vecina

A pesar de estar con licencia psiquiátrica y tener antecedentes penales seguía en poder de su arma reglamentaria.

Comentar
La Justicia imputó por homicidio al efectivo de la Policía de Río Negro Basilio Huenumilla que ultimó de varios disparos con su arma reglamentaria a una vecina. Además dispuso que quede en prisión preventiva por tres meses. Ayer se conoció que se encontraba con licencia psiquiátrica por intento de suicidio y que además había recibido una condena anterior por heridas graves tras haber disparado contra un adolescente hace más de una década.

El tema fue uno de los más comentados en las redes sociales, especialmente porque se dio horas después de que el gobernador Alberto Weretilneck se jactara publicamente que en 2017 no se había registrado casos de femicidio en la provincia. La pregunta que se hicieron muchos también fue como un efectivo policial con problemas psiquiátricos seguía aún en poder de su arma reglamentaria, que en rigor es propiedad de la provincia. 

El fiscal del caso Luciano Garrido formuló cargos contra Huenumilla por el homicidio de Evangelina Inoscencia Cayuleo. La causa quedó caratulada como homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por haber sido cometido por un miembro de la fuerza policial

Se le imputa haberle dado muerte a Evangelina Inoscencia Cayuleo el pasado 5 de junio a las 21.45 aproximadamente en el domicilio de la víctima. En dichas circunstancias el empleado policial de la Policía de Río Negro efectuó al menos seis disparos en la vía pública con su arma de fuego reglamentaria tipo Pistola semiautomática marca Tangfoglio modelo force 99 calibre 9 mm; impactando con uno de ellos en la puerta del inmueble de la señora. Seguidamente se dirigió a esa casa y luego de abrir la puerta de ingreso mediante patadas, en razón de que se encontraba cerrada; mediante el uso del arma de fuego que portaba y con la intención de dar muerte efectuó cinco disparos contra Cayuleo, impactando dos de ellos en su cuerpo cuestión que provocó la muerte de la mujer.

Como sustento probatorio, la Fiscalía mencionó entre otras, el acta de actuación de la Comisaría N° 31, el informe de la autopsia practicada a la víctima, el certificado médico respecto del imputado expedido por el Hospital local, y testimonios de vecinos.

Uno de los fundamentos para que quede encarcelado es que el imputado vive a escasos 15 metros lineales de la vivienda de la víctima y su familia, y que los testigos residen en la misma cuadra.

Este policía cuenta además con un antecedente condenatorio de 2 años y 3 meses de prisión en suspenso, del 4 de mayo de 2010, “por un hecho de similares características al de hoy investigado, donde se le imputó el haber disparado un arma de fuego contra una persona. La pena implicó la inhabilitación para portar arma de fuego, y se trató de un hecho de octubre de 2005, cuando desempeñaba funciones como personal de calle de la Unidad 31, cuando le produjo lesiones graves al sujeto que le disparó”.

También te puede interesar...