Rechazaron acusaciones por persecución gremial

Desde Ambiente indicaron que el empleado fue reasignado por una denuncia de abuso sexual.

Comentar
"Ante la denuncia pública e infundada del gremio UPCN" la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro desmintió hoy categóricamente cualquier tipo de persecución laboral en el ámbito de ese organismo. Se explicó que la reasignación de tareas del agente involucrado, identificado como Marcos Luna, respondió a medidas administrativas tras una investigación penal sobre su persona, por un supuesto caso de abuso sexual.

"No obstante, teniendo conocimiento de estos hechos, los representantes gremiales optaron por tratar de sacar provecho de esta situación, denunciando mediáticamente una supuesta persecución laboral, algo totalmente inexistente", se señaló desde el organismo.

"El guarda ambiental citado por el gremio fue separado de su cargo ante la existencia de una denuncia por abuso sexual que pesa en su contra en la Justicia Provincial", acotaron y que "ante la gravedad de los hechos, se decidió el inmediato apartamiento del agente y su retiro del área, suspendiéndolo preventivamente con goce de haberes e iniciándose el sumario disciplinario correspondiente".

"Siempre respetando la presunción de inocencia del empleado, se dispusieron distintas medidas en pos de resguardar su integridad y la de los demás trabajadores y trabajadoras de la Secretaría, y fue reasignado a otras tareas", explicaron desde el organismo que conduce Dina Megani.

Agregaron que "esta persona también fue denunciada ante el Ministerio Público por amenazas y supuestos hechos de violencia".

"El Gobierno de Río Negro no permitirá ningún hecho vinculado con violencia, particularmente de género, velando por la integridad de todos y cada una de las personas", se remarcó a través de un comunicado oficial.

También te puede interesar...