Otro pulgar abajo para la central nuclear

El procurador general emitió un dictamen negativo para el pedido de incostitucionalidad a la ley antinuclear.

Comentar
El procurador general de la provincia Jorge Crespo emitió un dictamen negativo para el pedido de incostitucionalidad planteado por el municipio de Sierra Grande contra la ley provincial 5227 que establece la prohibición para la instalación de centrales nucleares de potencia, exceptuando aquellos proyectos que pudieran ser impulsados por el INVAP.

El dictamen no es vinculante, aunque es un paso previo a la decisión que deberá tomar el Superior Tribunal de Justicia ante la presentación motorizada por el intendente Nelson Iribarren, quien a toda costa busca posibilitar la instalación del proyecto nuclear argenchino dentro del ejido municipal serrano.

El procurador consideró que la mencionada ley goza de legalidad debido a que fue sancionada por la Legislatura provincial y que el municipio de Sierra Grande no ha podido probar "la hipotética colisión que podría tener" con la Constitución Provincial, ni tampoco que afecte los derechos de la comuna.

De esta manera Iribarren recibe un nuevo revés a su intención de propiciar la instalación del proyecto nuclear, iniciativa que a pesar de su tosudez ya ha sido en cierta forma desactivado por el propio gobierno nacional ante el crítico momento económico financiero que pasa el país y la decisión de ajustar cuentas y congelar proyectos en el marco del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

También te puede interesar...