La salud en terapia intensiva

Feclir advirtió sobre la crisis que atraviesa el sector.

Comentar
Desde la Federación de Clínicas de Río Negro hicieron público ayer el difícil momento por el que pasa el sector y advirtieron que actualmente los ingresos no alcanzan a cubrir los costos lo que pondría en riesgo tanto la prestación del servicio de salud, como las fuentes laborales directa e indirectamente vinculadas.

En una conferencia de prensa realizada en las oficinas de la Feclir en general Roca, sus referentes aludieron al "continúo aumento de los costos de insumos y salarios que han crecido incesantemente agravando la situación de desfasaje entre los gastos y los recursos".

Apuntaron además incremento de las tarifas de los servicios y alertaron que "las instituciones sanatoriales atraviesan por un estado limite" con subas que llegaron en el costo del agua al 276 por ciento, en la energía eléctrica al 270, del gas del 1960 por ciento, por el tratamiento de residuos patológicos 135 por ciento y de la alícuota por ingresos brutos con una suba del 67 por ciento.

También apuntaron al incremento de los valores de los medicamentos "con la falta de financiación de los mismos, e insumos, la mayoría importados los cuales sigue la evolución del dólar, vitales para nuestras instituciones han profundizado el desequilibrio económico". Situación que se repite con la tecnología de avanzada que deben adquirir los centros asistenciales.

Adelantándose a la discusión paritaria que deberá mantener con ATSA y a nivel nacional con FATSA desde Feclir reclamaron "medidas urgentes que permitan afrontar el financiamiento indispensable para que los prestadores de servicios puedan responder en tiempo y forma a esta negociación que se inicia"

"Se trata de medidas indispensables e inmediatas para afrontar los costos operativos de las empresas prestadoras, recordando que este sector prestador de servicios de salud es uno de los escasos sectores de la economía que cumple en forma continua y estable con los ejes de crecimiento del empleo y de inversión, sosteniendo la salud de más del 65 por ciento de la población en
forma directa y contribuyendo con el 35 por ciento restante en forma indirecta.

También apuntaron que los aranceles por prestaciones que abonan prepagas y obras sociales "se continúan actualizando muy por debajo del nivel de dichos costos" y que estas no trasladan al sector los aumentos que establecen en sus aranceles. En el caso puntual del PAMI aludieron a los repetidos incumplimientos a compromisos de recomposición de aranceles asumidos con el sector.

También te puede interesar...