Gatti y su habilidosa forma de ocupar espacios de poder

“Gatti es el Silvio Carrario de la política rionegrina”, decía un joven dirigente radical a este medio. La comparación con el experimentado futbolista cordobés, que vistió 14 camisetas diferentes en todo el país, es cuanto menos precisa.
 
El cipoleño viene por el mismo camino. Ya fue concejal y funcionario municipal en su ciudad, luego legislador en diversas bancadas (que iban cambiando de acuerdo a sus amistades y peleas), más adelante secretario de Gobierno provincial y ahora titular de la Jefatura policial. Siempre de la mano de diferentes partidos y líderes.
 
Su trayectoria política es asombrosa: nace en Cipolletti junto a Julio Arriaga y siendo muy crítico con Alberto Weretilneck. Así llegó a la Legislatura, para luego pelearse con Arriaga y dividir su bloque. Más adelante se acerca a Bautista Mendioroz y Magdalena Odarda, con quien conforma alianza en las legislativas del 2009. Hacia el 2011, decide separarse del radicalismo (tras la derrota de Mendioroz en las internas) y se acerca a Carlos Soria y su anterior rival, Weretilneck. Así consigue su espacio en el gobierno actual.
 
Sus cambios de opinión son tantos que muchas de sus declaraciones han quedado olvidadas en el archivo. Pero basta con repasar un poco su trayectoria para encontrar frases como estas:
 

  • “Ya me siento intendente, de Cipolletti. Le gano a quien sea. Weretilneck no tiene a nadie para cruzarse en mi camino”.
     
  • “Arriaga está en pérdida de poder uniformemente acelerada. Su poder es historia. No le da el cuero para ganarme. Su poder nunca fue una sombra, el de Arriaga es una sombra cada día más esfumada”.
     
  • “Weretilneck es un derrotado. Tiene buena imagen como intendente, pero derrotado. Es un estadista. Le dicen ‘El Brujo’”
     
  • “A Weretilneck le pasó que jugó para la monarquía kirchnerista en una ciudad donde a esa monarquía es muy cuestionada. Yo estuve ahí desde mi peronismo, pero es público que me fui de ese espacio cuando vi el sesgo autoritario y excluyente con que comenzó a ejercerse el poder y la oscuridad que comenzó a rodear las decisiones del poder”.
     
  • “Si en la provincia armamos el Acuerdo Cívico - Social, esa sería la fórmula justa. Además los dos (por Mendioroz y Odarda) tienen la bendición de Lilita Carrió”.

 
* Las frases corresponden a una entrevista que Gatti brindó el 9 de julio de 2009 al diario Río Negro.

MAS NOTAS DE ARCHIVO
Envíe su sugerencia: lapalabraviedmapatagones@gmail.com

También te puede interesar...

Alternative content