Ni emergencia, ni reducción salarial a funcionarios

Foulkes rechazó las iniciativas de Rousiot y Molinari.

Comentar
El intendente de Viedma José Luis Foulkes rechazó los sendos proyectos de ordenanza presentados por las concejales Evelyn Rousiot y Genoveva Molinari, que buscan por un lado declarar la emergencia alimentaria en la ciudad y por el otro avanzar en la poda del 5 por ciento de los salarios de los funcionarios municipales para destinar lo que se ahorre a programas sociales.

Sobre la iniciativa de la edil del FPV consideró que se trata de una cuestión netamente "declamativa" y que no aporta soluciones concretas. Mientras que sobre el proyecto de la concejal de la UCR apuntó que parte sobre una premisa equivoca que es que los funcionarios ganan más de lo que deberían y agregó que los recursos que se generarían de esta manera no serían significativos para atender la cuestión social.

Foulkes señaló que "nosotros venimos trabajando integralmente esta problemática que lógicamente hoy se puede haber acrecentado y vivimos momentos de congoga, basicamente por la alta inflación que existe" y disparó que "los pobres no aparecieron en estos últimos meses, vienen de hace bastante tiempo". 

El jefe comunal consideró que "no es solamente un programa alimentario la contención social" y remarcó que se viene trabajando de manera integral en la contención social con programas como el Casa Viedma, las actividad realizadas en los barrios por los docentes de Cultura y Deportes y a través de programas de capacitación e inserción laboral. 

"Nuestra mirada de la contención social y de apoyo hacia la gente no solamente involucra el tema alimentario", sostuvo aunque confirmó que la comuna realizó la compra de un millón y medio de pesos en alimentos para atender emergencias puntuales y que se suspendió la compra de un vehículo para el Ejecutivo para tener esos recursos disponibles para la cuestión social.

Destacó además el trabajo conjunto con los CAPS, la SENAF, las escuelas, para detectar y atender los casos de emergencia alimentaria.

"Yo no se si son muchos más los comedores y merenderos, creo que tienen una visualización distinta y además no me parece que actúe la solidaridad en los casos que ameritan", sostuvo y remarcó que "hay merenderos que están conformados por dos o tres familias nada más" por lo que detalló que "somos cuidadosos para ver dónde dar el apoyo y de qué manera generarlo".

Sobre el proyecto de Molinari consideró primero que "los montos que de esta manera se consiguen, no son montos que cambien una realidad como la que estamos hablando" y segundo que "significa suponer que los funcionarios ganan sobre lo que tienen que ganar". En ese sentido destacó que desde que es intendente "los sueldos de los empleados aumentaron 437 y hasta el 550 por ciento y los sueldos de los funcionarios un 237 por ciento". Consideró que iniciativas de este tipo generan el regreso a la "antipolítica".

En tanto en relación a la iniciativa de Rousiot ssostuvo que declarar la emergencia es "puramente declamativo" y se preguntó "por qué no la pidieron cuando estábamos con el 30 por ciento de pobres en el gobierno kirchnerista, cuál es la diferencia por qué hay 4 por ciento más de pobres". 

"No dejo de reconocer que hay más problemas que antes, que tenemos una inflación de porquería y eso nos tortura y nos pone mal, pero estas no son las soluciones", cerró Foulkes.

También te puede interesar...