Aseguran que el derrame no llegó al río Negro

Empresas trabajan en un pozo de Allen, ante la mirada de organismos provinciales

Comentar
Funcionarios provinciales aseguraron esta mañana que el derrame de agua con químicos que se produjo desde un yacimiento de gas que se explota mediante la técnica de fracking no llegó al cauce del río Negro. La titula de la secretaría de Ambiente Dina Migani aseguró hoy el fluido derramado quedó acumulado en un lateral del pozo, en dirección contraria al curso del agua. Detalló que se aguarda el resultado de análisis para conocer con certeza que sustancias se derramaron en el accidente y aseguró que de corresponder se impodrán multas económicas a YPF, la empresa que maneja el yacimiento.

Técnicos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, del Departamento Provincial de Aguas (DPA) y de la Secretaría de Energía tomaron las últimas muestras en el predio del pozo petrolero 355 de la Estación Fernández Oro de Allen para constatar que la situación continúe controlada.

Asimismo, fiscales del Alto Valle y Policía Criminalística realizaron una nueva recorrida y registraron el incidente con fotografías del estado de situación.  

También, se tomaron nuevas muestras del colector c4 lindero al predio, como así también muestras aguas arriba y abajo. Las medidas estuvieron dirigidas por el DPA, con presencia de la escribana adscripta Jesica Polverini. El objetivo fue constatar que el desagüe no fue afectado.

Los equipos técnicos del Gobierno Provincial confirmaron que el fluido derramado quedó acumulado en el lateral oeste de la locación, en dirección contraria al curso del agua.

En los próximos días, los tres organismos de la Provincia procederán a realizar el seguimiento de las tareas programadas y comprometidas por la empresa en el plan de remediación, que deberán presentar ante la SAyDS para su aprobación y control.

Todo se inició el sábado cuando en horas del mediodía la empresa YPF alertó a los organismos provinciales que controlan la actividad hidrocarburífera en la zona sobre un incidente en el pozo 355 de la Estación Fernández Oro. De inmediato, los inspectores y técnicos de Ambiente, el DPA y la Secretaría de Energía se hicieron presentes en el lugar para verificar el protocolo del plan de contingencias.

De a acuerdo a lo informado por los profesionales de la empresa, el derrame se debió a un desperfecto en el funcionamiento de una válvula, que produjo la perdida de agua de producción en un volumen mayor a 10 metros cúbicos.

Desde Ambiente se constató que se proceda a lo indicado en la Resolución Ambiental aprobatoria de dicho pozo, como son la compactación e impermeabilización del suelo de la locación y la construcción de paredes de contención antiderrames. La acción fue positiva, ya que el agua derramada no llegó a las chacras vecinas. Por otro lado, el DPA tomó las muestras de agua correspondientes.

Dos empresas contratistas actuaron en esta contingencia: una, realizó la extracción del agua de la locación; y la otra, aumentó la altura de los muros de contención.

También te puede interesar...