La Posverdad Rionegrina

Por Jorge Luis Vallazza.

Comentar
El Gobernador Weretilneck apela a generar un ejemplo de posverdad vernácula
intentando su re-re, confundiendo a la población y contrariando deliberadamente lo
que expresa el artículo 175 de la Constitución Provincial, el cual lo inhabilita a
postularse por tercera vez.

El término “posverdad” - ya aceptado por la Real Academia Española- es la
“distorsión deliberada de una realidad que manipula creencias y emociones con el
fin de influir en la opinión pública”. 

Weretilneck está inhabilitado - y no es cuestión de “interpretaciones”- sino
simplemente de leer lo que dice la Constitución Provincial.
Al instalar en la opinión pública la cuestión de que él no fue elegido Gobernador
sino que reemplazó a Carlos Soria, genera la falacia de que es “su primer
mandato”, cuando la norma constitucional inhabilita a la re-re. indistintamente tanto
al Gobernador como al Vicegobernador.

El razonamiento de que "sucederse recíprocamente"; se refiere a la fórmula
completa es falaz , y atenta contra el espíritu constitucional de la alternancia- sin
considerar que Weretilneck gobernó de hecho 2 períodos consecutivos completos.

Además esa interpretación retorcida avalaría la ridiculez de una re-re indefinida
para una misma persona, mientras cambie de cargo y de compañero de fórmula.

Frente a tanta argumentación en su contra, no es de extrañar que el actual gobernador
degrade la institucionalidad democrática apelando a la demagógica frase que debe
"decidir la gente"; y no la Justicia, cuando fue tristemente famoso al declarar hace un
tiempo que "no hay que apegarse tanto a la ley".

Weretilneck sabe que miente – que no es igual a estar equivocado- ya que como
titular del Frente Grande se opuso fuertemente al pedido de Bautista Mendióroz hace
casi 2 décadas, de ser habilitado para la re-re, luego de haber sido elegido por dos
períodos consecutivos.

En aquella ocasión Weretilneck expresó "la ilegitimidad de la eventual candidatura
de Mendioroz o cualquier ciudadano que pudiera estar en su situación jurídico-
política-institucional".

Además pidió al Tribunal Electoral determinar "la improcedencia de la postulación
del vicegobernador Mendioroz para un nuevo período consecutivo posterior a los
dos que lleva en forma consecutiva y por el camino de la reelección".Reclamó que se
disponga como interpretación auténtica del artículo 175 de la Constitución
provincial que "la reelección de los cargos de gobernador y vicegobernador sólo
pueden darse en forma consecutiva por una sola vez, cuando la elección se haga
para cualquiera de ambos cargos". También en aquella ocasión: hizo reserva de
denunciar penalmente por violación de los deberes de funcionario público, abuso
de autoridad, prevaricato u otro delito a cualquier funcionario que "intente
sepultar una vez más la previsibilidad institucional bajo el aval de las peores
formas de la corrupción política, como lo es la manipulación normativa para
desviar el ejercicio del poder en beneficio propio o de una facción política".

Tiempo después ratificó esta postura- ya siendo Gobernador- consultado por un
periodista- negando su postulación a la re-re, con una fundamentación breve y
contundente :”así como está la Constitución (Provincial) no puedo ser candidato”.

Si bien el oficialismo puso en manos de la Justicia la decisión final, el filósofo
mexicano Fernando Buen Abad alerta en que uno de los usos de la posverdad es
“ocultar fraudes electorales de todo tipo”.

Resulta difícil imaginar que algún Juez o Jueza pueda prestarse a avalar
semejante violación constitucional, que originaría un escenario de democracia
precarizada y un papelón internacional en materia jurídica.

Cuesta creer que un magistrado o magistrada tire por la borda años de trayectoria
profesional y prestigio en el ámbito de la Justicia dando lugar a tremenda aberración,
además de asumir el riesgo de tener que rendir cuentas ante la propia Justicia por
dicha ilegalidad.

Descartada la posibilidad de que se concrete la habilitación de Weretilneck y
finalmente se desplome esta “posverdad”, la única conclusión posible es que toda
esta parodia re-reeleccionista sea parte de una estrategia electoral -en un intento
desesperado de patear el tablero y modificar escenarios- frente a la tendencia que
marcan todas las encuestas, las cuales indican una dura derrota del oficialismo.
Como “la mentira tiene patas cortas”, plantean las elecciones en el plazo más
breve, para que el proceso judicial que se desencadena con el intento de re-re - la
“posverdad fracasada”- tenga el menor efecto negativo posible.

Tal vez la cuestión pase más allá de las especulaciones electoralistas y haya llegado
la hora en que los rionegrinos se hayan cansado de tantas posverdades que se fueron
esfumando, al comprobar las infinitas promesas incumplidas de todos estos años…

Mg Jorge Luis Vallazza
DNI 12975453
Legislador FPV Río Negro

También te puede interesar...