El Tribunal Electoral rechazó recurso de la CC-ARI contra la rere

Consideró que cuando se oficialicen las candidaturas los partidos podrán presentar impugnaciones.

Comentar
El Tribunal Electoral Provincial resolvió anoche “rechazar, por inadmisibilidad formal, la acción declarativa de certeza articulada por el Partido Coalición Cívica -Afirmación por una República (CC-ARI)”. Con este recurso se pretendía que la Justicia se pronuncie sobre "si el actual Gobernador, puede presentarse para competir en los comicios convocados para el 7 de abril próximo, en busca de un tercer mandato consecutivo". Y como medida cautelar buscaba suspender el cronograma electoral hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo.

El argumento central del Tribunal fue que, con la convocatoria electoral en marcha, el momento previsto por la normativa para las impugnaciones es “la etapa de registro de candidatos y oficialización de listas” que “tiene por objeto comprobar que los ciudadanos propuestos por las agrupaciones políticas reúnen las calidades constitucionales y legales requeridas para el cargo que pretenden”. Esta fase permite, además, la posibilidad impugnatoria “a todas las asociaciones habilitadas para postular candidatos”.

La CC-ARI se había presentado ante el Tribunal Electoral “con el objeto de promover acción declarativa de certeza constitucional para que con anterioridad a la presentación de las listas de candidatos para su oficialización -cuyo plazo vence el próximo 15 de febrero-, obtener un pronunciamiento sobre el impedimento constitucional que según sostienen, le prohíbe al actual Gobernador Alberto Edgardo Weretilneck, candidatearse para Gobernador en las próximas elecciones”.

Tras la presentación, el TEP corrió vista al Ministerio Público Fiscal, el Fiscal Electoral, Hernán Trejo, presentó ayer su dictamen, en el que determinó que “la declaración de certeza resulta improponible e improcedente.

El Tribunal a la hora de resolver, destacó que “la acción declarativa de certeza requiere para su procedencia formal que se verifique, en forma concurrente, un estado de incertidumbre sobre la existencia, alcance o modalidades de una relación jurídica; la posibilidad de que esa falta de certeza pudiera producir un perjuicio o lesión actual al actor; y una indisposición de otro medio legal para poner término inmediatamente al estado de incertidumbre”.

De esta manera, consideró que es en el marco de la Ley Electoral y “en ese momento específico -de impugnaciones- en el que especialmente se prevé la participación de todos los partidos políticos reconocidos en la jurisdicción y la ocasión de "formular oposición”.

Concluye que “si el ordenamiento establece un tiempo, una etapa, para el ejercicio de determinada prerrogativa por parte de las agrupaciones políticas, éste debe ser respetado por todos aquellos partidos que participen en el proceso electoral”.

Caso contrario, “se corre el riesgo de provocar una decisión que, por anticipada y circunscripta a quien la promueve y a quien se defienda, obstaculice la actuación impugnatoria reconocida por la ley a todas las asociaciones habilitadas en la jurisdicción para nominar candidatos”. La rápida decisión del TEP tiene por objeto dar continuidad al cronograma electoral que el propio organismo estipuló, señalaron.

También te puede interesar...