Masiva movilización por el 8M

"Si nuestras vidas no valen produzcan sin nosotros", desafiaron.

Comentar
En el marco de un nuevo paro internacional de mujeres, una multitud se movilizó ayer por las calles de la capital rionegrina. El fin de la violencia contra las mujeres, la igualdad en el plano laboral y el reclamo para el Congreso Nacional vuelva a tratar el proyecto de Ley por la Interrupción Voluntaria del Embarazo fueron algunas de las consignas centrales.

Mujeres de todas las edades, pero en su mayoría adolescentes y jóvenes, se movilizaron desde distintos puntos de la ciudad hasta la Plaza San Martín donde se concentraron las distintas columnas.

Una de las más numerosas había comenzado su peregrinar desde el Barrio 30 de Marzo, desde allí recorrió diferentes sectores y se dirigió a la esquina de Alvaro Barros y Wintter donde está el mural que recuerda a Silvia Vázquez Colque la joven madre y comerciante que lleva más de un año y nueve meses desaparecida y que se sospecha podría haber sido víctima de femicidio a manos su marido.

Allí reclamaron por el esclarecimiento del caso y el fin de la violencia machista contra las mujeres. 

Justicia social, equidad de salarios, aborto legal, seguro y gratuito, fin de las situaciones de desigualdad que por ejemplo cargan las tareas domésticas y la crianza de los hijos en las mujeres, fueron algunos de los conceptos que se reflejaron en un documento que redactaron las organizaciones convocantes y que al que diferentes mujeres le pusieron voz ante una Plaza San Martín colmada.

"Si nuestras vidas no valen produzcan sin nosotros", señalaron las mujeres desafiando al sistema heteropatriarcal. También hubo críticas a autoridades nacionales y provinciales a las que cuestionaron por aplicar políticas represivas e insuficientes para contener a las mujeres víctimas de violencia física y sexual y reprime la protesta social. 

Pañuelos verdes, violetas, pancartas, rostros pintados, cánticos, gritos y silencios fueron elegidos por las manifestantes para expresarse. A diferencia de otras ciudades la marcha culminó sin ningún tipo de incidentes, ni pintadas sobre edificios públicos o religiosos. La Policía en tanto se limitó a un grupo de bicipolicías, algunos peatonales y unos pocos patrulleros que fueron acompañando la movilización y desviando la circulación de los automovilistas a medida que avanzaba.

También te puede interesar...