Un Concejo de puertas abiertas, pero inactivo

No habrá sesiones hasta después de las elecciones provinciales.

Comentar
A pesar de haber tenido receso durante enero, febrero y formalmente habilitarse las sesiones ordinarias el pasado primero de marzo, desde el Concejo Deliberante de Viedma se habría definido no convocar a sesiones hasta después de que pasen las elecciones provinciales.

Aunque formalmente no se explicaron las razones desde la presidencia, a cargo de Alberto Francioni, se habría resuelto no realizar sesiones para evitar que la campaña electoral se traslade a la discusión en el recinto. La idea sería evitar el tratamiento de temas polémicos y que puedan dejar en evidencia las fracturas que existen dentro del bloque del FPV, donde dos de sus miembros están fuertemente identificados con el sorismo y otros dos con el pichetismo, estos últimos con varios gestos hacia Cambiemos que se traslucieron en su voto en temas de interés con Cambiemos y la UCR, en detrimento de iniciativas de sus propios "compañeros".

También los dirigentes referenciados con el pichettismo, de buena relación con los cambiemitas locales, mantienen un buen trato con funcionarios y dirigentes de JSRN, incluso no tuvieron inconvenientes en acompañar diferentes eventos deportivos e institucionales que se dieron sobre el inicio de la campaña electoral.

En síntesis el Concejo Deliberante pasará más de tres meses sin sesionar, con sus puertas abiertas como marca el eslogan de la gestión Francioni, pero sin tratar ni discutir los temas y problemas que le preocupan a los vecinos de la ciudad. La excusa de la cercanía de la cuestión electoral en un organismo que eminentemente político, suena como un sinsentido.  

También te puede interesar...