Un policía encadenado a Casa de Gobierno

Denuncia que fue desafectado por reclamos laborales.

Comentar
Un hombre que recientemente fue desafectado de la Policía de Río Negro se encadenó esta mañana a la puerta del acceso principal a la Casa de Gobierno en Viedma para denunciar persecusión laboral y reclamar su reincorporación a la fuerza.

Se trata del suboficial Carlos Roquer quien prestaba servicios en la ciudad de General Roca y fue expulsado de la fuerza por su vinculación con protestas por reivindicaciones laborales de los uniformados junto a familiares y personal en situación de retiro.

También te puede interesar...