Irá preso por un hurtó cuando ya tenía tobillera electrónica

Comentar

Haciendo lugar a lo requerido por el Fiscal Guillermo Gonzalez Sacco, el Juez Adrián Dvorzak condenó a dos años y cuatro meses de prisión para un hombre que hurtó, de una vivienda céntrica, dos televisores de los cuales se deshizo arrojándolos a la vía pública cuando se vio perseguido por la policía, provocando daños en ambos aparatos.

El hecho se produjo en 18 de enero pasado, minutos después de las 23 horas. El imputado, junto a un hombre aún no reconocido, escaló un paredón de más de 3 metros de altura para ingresar a una vivienda de la calle Belgrano. Luego de sustraer los dos televisores, abandonaron el lugar por un portón que estaba sin llave.

Como sustento probatorio, Gonzalez Sacco mencionó que cuentan con la declaración del agente policial que pudo ver cómo abandonaban la vivienda con los televisores, el testimonio de un vecino que observó cómo desde el vehículo los arrojaron minutos después y la denuncia del propietario de la vivienda.

Además destacó el informe de criminalística que cotejó huellas del imputado con las recabadas en los televisores y el informe de la UADME ya que el hombre tenía al momento de perpetrar el hecho un dispositivo de control satelital que lo ubicó en los lugares en los que se produjeron.

La fiscalía le endilgó la autoría de los delitos de hurto agravado por escalamiento y daño y explicó que la pena había sido convenida en primer término por la querella, ejercida por el propio damnificado. La misma adhesión tuvo por parte de la defensa y fue el propio acusado quien reconoció haber cometido el hecho y aceptó con ello la calificación legal y la pena prevista.

También te puede interesar...