Weretilneck mima a los peronistas enojados

Comentar

El gobernador visitó Campo Grande y se reunió con el intendente Pedro Dantas. La excusa fue la entrega de los fondos para la culminación de las obras del CET 31 de Villa Manzano. El jefe comunal termina su segundo mandato y quedó enojado con la conducción del FPV porque no pudo ingresar a la lista de legisladores provinciales.

Según informó la provincia “se trata del segundo aporte de $2.500.00 que tiene como finalidad  avanzar con la obra de construcción de nuevos talleres para el Centro de Educación Técnica Nº 31. Los trabajos se ejecutan con fondos provinciales bajo la modalidad de obra delegada y consisten en la construcción de cuatro nuevas aulas taller que estarán conectadas al edificio escolar”.

En la ocasión, el Mandatario provincial y el intendente de Campo Grande, Pedro Dantas, firmaron además el convenio por la renovación  de contratos hidrocarburiferos.

Se trata de la renegociación de contratos por una suma superior a los $2.300.000 que serán utilizados en la construcción de una cancha municipal con césped sintético para distintos deportes. “un espacio muy importante y necesario para la comunidad de Villa Manzano”, aseguró Dantas.

El jefe comunal entregará el mando de la localidad el próximo 10 de diciembre a su jefe político Ariel Rivero que en la semana declaró que “el peronismo rionegrino no lo representa”. Weretilneck agradece ese tipo de gestos con este tipo de visitas con promesas de fondos frescos.

También te puede interesar...