La delegación del IPROSS se distribuirá en otros edificios

Comentar
Luego del reclamo de los trabajadores de la Delegación local del Instituto Provincial de Seguro de Salud (IPROSS), por los problemas en el edificio de Guido y Rivadavia, las autoridades de la obra social provincial decidieron poner en marcha un plan de contingencia durante los próximos días, hasta tanto se finalicen las tareas de refacción. 

Desde el gremio UPCN, se indicó que se seguirá con detenimiento el proceso, a la espera que los plazos de obra se cumplan en tiempo y forma.

Esta mañana, tras una asamblea, los trabajadores se reunieron con el presidente del IPROSS, Claudio Di Tella, quien se comprometió a diseñar el plan que  ya había sido implementado en meses anteriores, cuando se produjeron filtraciones en el edificio de la Delegación. 

De esta manera se determinó que en el edificio de consultorios IPROSSalud, ubicados en calle Urquiza 548, funcionará la venta de coseguros, las cajas, estará el médico auditor, farmacia y la subdelegada.

En tanto, en las instalaciones de Rivadavia 228 se atenderán afiliaciones, servicio social y reintegros; mientras que en  el edificio de Guido 531 funcionará la Auditoría Médica, la Auditoría Externa, el Departamento de Coseguros, Fondos y la delegada.

La medida será tomada por los próximos 15 días hasta tanto finalicen las obras de refacción y mantenimiento para que el edificio de Rivadavia y Guido esté en condiciones para reanudar las tareas.

Héctor Barrionuevo, integrante de la Mesa Directiva de UPCN dijo que “seguiremos atentos a este plan de contingencia y esperamos que los plazos de solución definitiva se cumplan en tiempo y forma”.

También te puede interesar...