Igoldi: "El contexto probatorio es amplio para continuar con la causa Vázquez Colque"

Comentar

En el marco de la audiencia de control de acusación que se llevará adelante mañana, por la desaparición de Silvia Colque, el abogado de la querella, Favio Igoldi, consideró que el caudal de datos probatorios existentes es suficiente como para continuar y que la causa se debata en un juicio.

Colque está desaparecida desde el 4 de junio de 2017 y se sospecha que podría hallarse sin vida. El único imputado es Marcos Thola, su ex pareja y a quien ella había denunciado por agresiones en varias oportunidades.

Transcurridos los 4 meses otorgados por el juez Marcelo Chironi para la recolección de pruebas, mañana se sabrá si estás son suficientes para justificar la elevación a juicio oral y público solicitada por la fiscalía y la querella, 

En este marco, Igoldi manifestó: “La prueba existente es la que presentamos hace ya un año cuando hicimos la formulación de cargos y ahora se le suma una pericia psicológica relacionada a Silvia (Colque) y unos testimonios que nos dan un cuadro indiciario que los hechos han ocurrido como nosotros señalamos”.

Aclaró que, si bien la apreciación de un juez es ciertamente subjetiva para saber si avanza en la formulación de cargos o no, el caudal de datos probatorios que se tiene sería suficiente como para continuar con la causa y que luego se debata en un juicio.

“En este caso el contexto probatorio es bastante amplio y creemos que se puede avanzar claramente hacia un juicio. Mañana se presentarán las pruebas y el juez analizará si son pertinentes o no para avanzar a juicio”, remarcó.

Indicó que si eso ocurre, las pretensiones de la querella son las de poder trasladar a alguno de los familiares de Colque, como por ejemplo la hermana, a la localidad de Viedma para presenciar el juicio.

Uno de los puntos en los que la defensa de Thola podría hacer hincapié para deslindar la responsabilidad del imputado en la causa, y evitar la elevación a juicio, es la ausencia del cuerpo de Colque. En este sentido, Igoldi citó distintos expedientes, que podrían sentar precedentes, de condenas por homicidio sin que el cuerpo de la víctima haya aparecido. Entre ellas, mencionó "el caso Solano, en Río Negro; el de Silva, en Chaco; y la causa Erika Soriano, donde existe una condena hacia el agresor sin que aparezca el cuerpo, con indicios que apuntan al autor del hecho".

También pesan sobre el caso las situaciones de violencia denunciadas por Silvia cuatro meses antes de que desaparezca y que "constituyen finalmente indicios probatorios suficientes", finalizó Igoldi.

También te puede interesar...