Comenzó a utilizarse el relleno sanitario

El objetivo será la clausura del basural a cielo abierto

Comentar
La Secretaría de Ordenamiento Territorial y Servicios Públicos de la Municipalidad confirmó que desde hoy comenzó a utilizarse el relleno sanitario que permitirá finalizar los trabajos de remediación y saneamiento de la actual basural a cielo abierto, y su cierre definitivo.

Allí también se destinarán los residuos domiciliarios de las localidades de Viedma, Carmen de Patagones y San Javier, para culminar las remediaciones de sus respectivos basurales a cielo abierto, y sus clausuras.

Mario Castro, responsable de la Secretaría, destacó que se trata del primer consorcio interprovincial del país, que tiene por objetivo el adecuado tratamiento de los residuos, unificando criterios entre las tres comunas, ahorrando en costos y, principalmente, beneficiando el medio ambiente.

Desde este viernes, recolectores ya vuelcan residuos en el relleno.

Esto permitirá que en cuestión de unas pocas semanas, se finalicen las tareas de remediación y saneamiento del actual basural a cielo abierto. Se había dispuesto de una pequeña porción para utilizar durante la transición, y es lo que resta ahora remediar para clausurarlo definitivamente.

Mientras tanto, se ultiman detalles para finalizar las obras en la planta de transferencia, ubicada a unos pocos metros de la última edificación del barrio 30 de Marzo sobre la calle 30.

Una vez finalizados los trabajos allí, las tres comunas que integran el consorcio volcarán sus residuos domiciliarios, para que en una batea de mayor dimensión sean trasladados hasta el relleno sanitario.

A su vez, en el término de dos o tres semanas, estarán finalizadas las tareas en la planta de separación. Allí se depositarán los residuos reciclables en origen, con la entrega voluntaria que los vecinos harán en los distintos puntos de entrega que oportunamente colocará la Municipalidad.


El relleno

El relleno sanitario que ya se utiliza, consiste consiste en una cava de una considerable profundidad, cubierta por una membrana que impide el paso de los líquidos de la basura a las napas.

Allí se depositan los residuos domiciliarios de las tres localidades, y se cubren con tierra diariamente, de modo de eliminar definitivamente la exposición de la basura, con el riesgo ambiental que ello implica.

Viedma junto a San Javier se convierten en las primeras ciudades rionegrinas en iniciar este proyecto encuadrado en los estándares medioambientales del tratamiento de la basura; y junto a Patagones, en una de las pocas del país.

De esta manera, las tres ciudades se encamina a un nuevo tratamiento de los residuos sólidos urbanos, con un procedimiento ambiental sujeto a las nuevas normas, eliminando definitivamente la modalidad de basural a cielo abierto.

Estos trabajos implican la inversión de más de 120 millones de pesos, que incluyen además la adquisición de máquinas tanto en el predio del relleno sanitario como en la planta de separación.

También te puede interesar...