Unos 500 adjudicatarios de IPPV irían a juicio por no pagar las cuotas de sus casas

La Provincia comenzará en breve a ejecutar las deudas de cuotas para poder construir más viviendas

Comentar
Con el objetivo de recaudar fondos para destinar a la construcción de casas, el Instituto de Planificación y Promoción de la Vivienda (IPPV), anunció que, después de varios meses cursando intimaciones a los deudores de los planes ya entregados, la Provincia decidió iniciar el reclamo de regularización de deudas por la vía Judicial. Ya fueron enviados casi 500 certificados a la Fiscalía de Estado.

El Instituto había comenzado en noviembre de 2017, una vez instruidas las áreas Legal y Técnica y de Administración y Proyección Financiera del IPPV, dando inicio a las diligencias administrativas oportunas de cobranza a adjudicatarios morosos de Planes FONAVI, denominado Plan de Regularización de Deuda.

Así lo confirmó el Subsecretario de Asuntos Legales del organismo, Adrián Otero, quien señaló además, que "es parte de un proceso del Instituto poner en marcha los sistemas de cobranza, cuya recaudación permitirá continuar con dos programas de construcción de viviendas que se llevan adelante, como son el Habitar Río Negro y el Casa Propia, que se nutren del recupero de cuotas".

El funcionario explicó que es la primera vez en la historia del IPPV que se recurre a la vía judicial para lograr el pago de las cuotas: "Esto no surgió de un día para otro, se llega a esto a raíz del inicio y seguimiento de un expediente iniciado hace 8 meses, por lo que a los adjudicatarios incluidos ya se los ha intimado en dos ocasiones, para darles la oportunidad de regularizar las deudas con el Instituto. En las dos ocasiones ni siquiera se han presentado", afirmó.

Remarcó que se trata de "un universo de 8 mil cuentas del IPPV, de las cuales unas mil no han pagado ni siquiera una cuota, por eso se toma la decisión de intimar, para poder acrecentar el ingreso que permita realizar más viviendas".

Otero destacó que, con ese universo de mil familias se está trabajando con las dos intimaciones previas a la vía judicial, a fin de que el adjudicatario pueda ponerse al día.
"Tenemos varias posibilidades en el Instituto de regularización de deuda, de hecho hay una cartera social muy importante para las personas que realmente no pueden solventar la cuota. Es decir, podemos armarles una carpeta social y eso lo decimos en las intimaciones", aseguró, y agregó: "Por eso cuando directamente no se presentan al recibir las intimaciones, hemos resuelto la vía judicial, a fin de atender la necesidad que tiene otros  vecinos de acceder a una vivienda". 

Gestiones iniciadas

El IPPV remitió en los últimos días más de 480 certificados de deuda a la Fiscalía de Estado de Río Negro, para la ejecución de las deudas impagas de las cuotas de las viviendas sociales del FONAVI.

La medida se aplicará a los deudores morosos a partir de los $30.000, que, en el marco del Plan de Regularización de Deuda, no hayan puesto al día su deuda, y los que no respondieron a las citaciones cursadas por el IPPV, a los cuales se les podrá trabar  embargos, cobrar costas, honorarios de profesionales y aportes a caja forense.

Los casos mencionados pertenecen a Viedma, General Roca, Cipolletti y San Carlos de Bariloche. Aunque vale mencionar que en una segunda instancia se empleará tal recurso a las demás localidades de la provincia.

De esta manera, se realizaron dos envíos de citación a los deudores de las cuotas de las viviendas sociales. A partir de la no concurrencia de los morosos, se efectuaron las acciones legales correspondientes, lo que concluyó en 480 casos presentados por el IPPV en la Fiscalía de Estado de la Provincia, para la ejecución de los saldos devengados por causa de la falta de pago de las cuotas de viviendas.

También te puede interesar...