Comenzó el juicio por el homicidio de Silvia Vásquez Colque

Declararon la hermana y una amiga de la víctima.

Comentar Con los alegatos de apertura y la declaración de dos testigos comenzó ayer el debate oral y público que buscará probar la responsabilidad de un hombre en el femicidio de su pareja y madre de sus hijos, Silvia Vásquez Colque.

La acusación estuvo representada por Paula Rodríguez Frandsen y Paula de Luque y por Fabio Igoldi como querellante. La defensa del hombre fue ejercida por la Defensora oficial, Graciela Carriqueo y el adjunto Juan José Álvarez Costa.

La primera hora de la jornada sirvió para debatir y resolver cuestiones preliminares planteadas por la defensa, entre ellas la constitución del Tribunal y la nulidad de la acusación por considerar que “no han quedado debidamente determinados los hechos, no sabemos cómo ocurrieron, cuál fue la motivación y en qué circunstancias se produjeron”.

Todos estos aspectos fueron controvertidos por la acusación que entendió a los mismos como planteos dilatorios. En ambas oportunidades el tribunal, compuesto por los jueces Marcelo Álvarez, Adrian Dvorzak y Juan Martín Brussino, determinó su rechazo.

Asimismo las partes mencionaron las convenciones probatorias a las que arribaron, que constituyen aspectos que no serán controvertidos durante el debate. De esta forma, pasadas las 18 horas, comenzaron los alegatos de apertura. La Fiscalía fue la primera en hacer uso de la palabra.

“Agresiones, puñaladas y homicidio esa es la escalada de violencia que vivió la pareja”, comenzó destacando la Fiscal Rodrigez Frandsen en relación al vínculo entre la víctima y el imputado. Ella había tomado la decisión de irse y “cuando se la anunció a su marido éste la mató, la silenció”.

“La defensa va a alegar que Silvia se fue, que no hay homicidio porque no hay cuerpo. Esto último  es verdad y fue obra de Thola, que la escondió, se deshizo de él”. “Un hombre que durante un mes no denunció su ida, no la buscó, no se preocupó”.

“Durante el debate van a declarar numerosos testigos: sus amigas que conocían la situación de violencia y maltrato del hombre” dijo al recordar además la condena que pesa sobre él por haberle propinado dos puñaladas a la mujer el 1 de enero de 2017.

“La madre y la hermana de Silvia relatarán situaciones de violencia que se produjeron y nos van a contar la relación que la mujer tenía con sus hijos, a quienes nunca dejaría”.

“Agentes policiales y funcionarios judiciales van a a comparecer acerca de las numerosas medidas que se llevaron adelante para tratar de encontrar a la mujer y veremos además las declaraciones que ya les tomamos a los hijos y a la madre de Silvia, que la vieron antes de que nadie más la vea”.

Respecto del imputado, Rodríguez Frandsen destacó que “Thola ha mentido en diversas ocasiones en esta y en otra causa” y que “existió una manipulación de él hacia sus hijos para que estos tuerzan el testimonio en favor de su padre”.

“Este debate nos permitirá obtener la certeza de que Silvia estaba inmersa en una escalada de violencia que terminó con su vida”, finalizó La Fiscal.

Luego de recordar que la acusación trabajó en forma conjunta, el abogado Fabio Igoldi realizó su alegato de apertura: “Silvia no desapareció, no abandonó voluntariamente su vivienda, desapareció una noche de junio. No tenía motivos, ni capacidad económica para mantenerse en la clandestinidad, era el sostén de sus hijos”.

“Fue el hombre quien le quitó la vida y ocultó luego su cuerpo. Thola es la última persona que la vio con vida y sobre su ida dio diversas versiones a distintas personas”, expresó.

Finalmente la Defensa reiteró que, a su entender “la acusación no determinó de forma clara y precisa los hechos”, y dijo que “Thola es un chivo expiatorio, lo inculpan de la muerte de su pareja a partir del antecedente que efectivamente tiene por lesiones”.

“Todos los testigos tienen solo sospechas, no hay elementos contundentes de prueba, no pudieron encontrar nada en relación al hombre y esto es lo que buscará acreditar la defensa en estas jornadas de debate”, finalizó.  

Luego de ello comparecieron dos testigos, una amiga de la mujer que fue quien realizó la denuncia por su desaparición, un mes después de la misma; y la hermana de Silvia, que llegó desde Bolivia para dar su versión acerca de distintos aspectos relativos a la vida de su hermana y la pareja de ella”.

También te puede interesar...