Inhumano: volvió el caos a IPROSS y las demoras son de más de una hora

Tanto en la Delegación como en los consultorios de Urquiza, los afiliados hicieron escuchar sus quejas.

Comentar

Mientras el IPROSS avanza a fuerza de fórceps con la implementación del nuevo sistema de cobertura de medicamentos, los afiliados padecen las consecuencias de la improvisación con la que fue puesto en marcha este régimen el pasado 1 de octubre. Al caos habitual que se genera a diario en la Delegación Viedma, se sumó ahora el creado esta mañana en los consultorios de IPROSSalud.

Es que ayer colapsó la atención en las instalaciones de Guido y Rivadavia, cuando se juntaron los afiliados que realizaban gestiones tradicionales con los que debían reempadronarse como crónicos, para seguir teniendo cobertura del 100% en sus remedios.

Ante esta situación, la Provincia decidió habilitar la oficina de Farmacia en los consultorios de calle Urquiza 548 (IPROSSsalud), pero lejos de ser una solución, hoy el desorden se trasladó a ambos edificios.


      

Oficinas Delegación Viedma esta mañana. 


Esperas de hasta una hora y media para poder comprar una orden, autorizar estudios, y recibir o entregar un formulario para reempadronarse como crócicos, entre otros trámites, es el saldo que pagan hoy los afiliados.

Un trato inhumano si se tiene en cuenta que son pacientes que en su mayoría concurren a hacer esas gestiones porque padecen alguna dolencia o enfermedad compleja y tienen que soportar largas colas de pie y afuera, según donde les toque realizar el trámite. Capítulo aparte si se menciona a los afiliados crónicos, que además necesitan sus insumos todos los meses, sin excepción, para seguir viviendo.

Referentes de SITRAJUR, el sindicato de los trabajadores judiciales, se comunicaron con los vocales gremiales de IPROSS para plantear estas situaciones y solicitar una reunión urgente del Consejo Asesor a fin de buscar una solución y plantearla a las autoridades de la obra social. 

También te puede interesar...