Atención con los estafadores telefónicos: ahora se hacen pasar por productores de Susana Giménez

En los últimos días una vecina de Viedma fue víctima de los delincuentes

Comentar

El teléfono desde un número que comienza con el prefijo 0351 suena varias veces al día en el teléfono de vecinos y vecinas de Viedma y Patagones. Algunos desprevenidos atienden y se encuentran con ardides que suelen resultar, en algunos casos, convincentes y que le generan a la persona engañada un perjuicio económico a través de lo que se denomina como estafa telefónica.

Gente que llama por teléfono se ha hecho pasar por empleados de la ANSES, del Banco Patagonia, de Telefónica y de tantas otras empresas y siempre con artilugios para sacarle datos a las víctimas y, llegado el caso, hacer que la gente les entregue dinero.

Pues bien, la última es que los delincuentes telefónicos se hacen pasar por productores de televisión y arguyen que la víctima se ha ganado un premio en el programa de Susana Giménez. Hasta el momento no han sido pocos los que han caído en los engaños delictivos y que además han girado dinero a cuentas quue le solicitan los estafadores.

En los últimos días se conoció el caso de una vecina del barrio Gobernador Castello, quien recibió un llamado de un número con prefijo 0351, que es de la ciudad de Córdoba, y que le "avisaba" que se había hecho acreedora de un premio en el programa de Susana Giménez. Le dijeron que la habían llamado el día que el programa de la diva sale al aire, pero como no habían podido dar con ella lo hacían en ese momento y que el premio era suculento.


“Hola, te felicitamos. Somos de la producción de Susana Giménez y te contamos que has sido acreedora de un premio de un millón de pesos", era el mensaje que el estafador usó para engañar a su víctima.

La mujer se mostró confiada y cuando los malvivientes le dijeron que tenía que depositar un dinero en efectivo como reaseguro del premio, la mujer, una vecina del barrio Gobernador Castello, sin dudar hizo una transferencia a una cuenta bancaria que le dieron. Fueron más de 300 mil pesos los que envió y, desde ese momento, se convirtió en una nueva víctima de las estafas telefónicas o "cuento del tío", como también se conoce a esta artimaña.

También te puede interesar...