Gremios pidieron una reunión con Marenco y desconfían de la figura del gerente

Advierten que se detectaron irregularidades en cargas de prestacinoes no realizadas

Comentar Los gremios que integran el consejo consultivo de la obra social rionegrina IPROSS, pidieron ayer una reunión con el nuevo presidente de la entidad, Alejandro Marenco, quien asumirá con la gestión de la gobernadora Arabela Carreras, el 10 de diciembre. Varios temas preocupan a los representantes de los trabajadores, pero particularmente el de la designación de un gerente genera mucha desconfianza.

Cabe recordar que Carreras anticipó a mediados del mes psado la designación de Marenco al frente del IPROSS con el acompañamiento del barilochense Juan Belloq en calidad de gerente general, una figura nueva que se crea a partir de la próxima gestión.

"La figura del gerente nos alarmó y nos preocupó, nos suena a un esquema distinto al que se basa esencialmente en criterios solidarios y esta figura que se crea nos rememora la idea de organismo privado y nos preocupa también de donde viene políticamente quien está propuesto como gerente", dijo la secretaria general de UNTER Viedma y vocal gremial del IPROSS, Clara Busso. (N de la R: Belloq pertenece a Juntos por el Cambio y viene de cumplir tareas la delegación regional de ANSES).

"Queremos que el nuevo presidente nos diga cuáles son las nuevas políticas para el IPROSS y también nosotros queremos plantearle lo que necesita el afiliado y para donde nosotros creemos que tiene que ir la obra social", indicó.

Busso agregó que "para agregar una figura de gerente debería implicar la modificación de la Ley del IPROSS, que establece funciones cargo por cargo. Pero también por supuesto que acordamos que la obra social debe tener modificaciones: no hay que olvidar que la obra social fue pensada para una cantidad de afiliados, entonces hay una necesidad de repensarla y dinamizarla, hacerla más ágil". En ese sentido, destacó el nuevo procedimiento con la cobertura de medicamentos en farmacias.

Más adelante dijo que hay también una especial preocupación porque se han detectado cargas de prestaciones no realizadas en la delegación viedmense, lo que significa un pago indebido de prestaciones no realizadas. "No es lo mismo haber cargado una sola vez un monto de 5.000 pesos que haberlo hecho casi sistemáticamente durante un tiempo prolongado. Todo eso es lo que queremos saber y tener bien claro", dijo.

También dijo que "nos hemos encontrado muchos trabajadores con muchas ganas, voluntad y con la camiseta puesta del IPROSS, que defiende realmente al afiliado y que además trabajan en condiciones edilicias muy malas, pésimas porque se les ha caido el techo, han padecido la falta de calefacción y también el malhumor de la gente", añadió.

También te puede interesar...