La UNRN ofreció realizar los relevamientos pendientes de la Ley 26.160

Tanto en Río Negro como en el resto de las provincias patagónicas

Comentar
En el marco de su participación en la reunión del Consejo Federal de Seguridad Interior, el rector de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN), Juan Carlos Del Bello, ofreció la posibilidad de que esta casa de altos estudios realice los relevamientos pendientes de la Ley 26.160 en Río Negro y -eventualmente- en el resto de la Patagonia. 

La reunión, que se desarrolló en San Miguel de Tucumán, fue organizada en el marco de las nuevas políticas de seguridad del Estado Nacional, orientadas a la resolución pacífica de los conflictos a partir de la realización de buenos  diagnósticos de cada situación, del fortalecimiento del diálogo y bajo la convicción de que el uso de la fuerza pública debe ser la última opción.

De la misma participaron la Ministra de Seguridad de la Nación, autoridades del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), de la Defensoría General de la Nación y de los ministerios de Seguridad de las provincias de Río Negro y de Chubut.

En este contexto, Del Bello resaltó la necesidad de completar el relevamiento en la provincia de Río Negro ordenado por la Ley 26160. 

“En 2013 se había avanzado en el trabajo con 80 comunidades de la provincia de Río Negro que estaban en una lista que –en ese momento- incluía 126. Alrededor de 60 de esos relevamientos se habían concluido cumpliéndose con el 50 % de la tarea. En ese año el relevamiento se suspendió y aún no se ha reiniciado. La demora ha implicado que en este momento existan cuatro procesos judiciales de desalojo contra comunidades: Lof Buenuleo en San Carlos de Bariloche, Pino Kiñé en el Paraje La Japonesa, Nehuen Kurruf en Catriel y Trapalco Rañil en El Cuy. En todos los casos el relevamiento no ha sido completado. La concreción de los desalojos permitiría avanzar a los privados requirentes sobre los territorios, con la posibilidad de que se generen situaciones más conflictivas de las ya existentes. A estos cuatro casos prioritarios debe agregarse el conflicto el Villa Mascardi", indicó Del Bello.

El Rector señaló que “cada conflicto tiene su propia trama y, en función de poder intervenir con eficiencia, es necesario que esa trama se reconstruya con metodologías científicas adecuadas”, señaló.

En ese sentido, el Rector ofreció las capacidades científicas de la UNRN para realizar los relevamientos pendientes en Río Negro –eventualmente en el resto de las provincias patagónicas- así como diagnóstivos de situación empleando metodologías que combinan el trabajo en archivos con el trabajo de campo etnográfico, para una intervención preventiva en la resolución de dichos conflictos, evitando desenlaces represivos.

La UNRN cuenta con investigadoras e investigadores con una importante trayectoria en la materia, que han realizado importantes estudios y publicaciones que la comunidad científica internacional ha reputado como de alta calidad. 
También ha publicado cuatro libros que abordan la temática en los últimos años.

También te puede interesar...