Pequeños comerciantes apelan a la compra futura para subsistir

Se trata de un sistema creado hace pocos días

Comentar

Las pymes buscan alternativas con las cuales poder afrontar el contexto de crisis que les significa mantener sus puertas cerradas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio frente a la pandemia del Coronavirus.

Tras más de dos semanas de mantener sus negocios cerrados, muchos cuentapropistas, pequeños comerciantes, apelan al recurso de la compra futura, un sistema ideado para que los ingresos actuales no queden en cero y poder así afrontar compromisos como los alquileres. La compra futura permite al cliente adquirir un producto o servicio puntual para utilizarlo más adelante, cuando se habilite la circulación y la reapertura de comercios.

En Viedma, uno de los primeros comercios que comenzó a trabajar este sistema es una peluquería, Boho, de la calle Buenos Aires, que escribió en sus redes sociales: “Necesitamos tu ayuda, hoy más que nunca te pedimos que nos apoyes. Somos muchas las pymes que estamos cerradas y en crisis frente a la situación que estamos viviendo por el Covid-19. Por eso nos sumanos a la campaña de #comprafuturaparasalvarpymes que puede ayudar a muchos emprendimientos como el nuestro”.

Compra Futura es una solución de vouchers de compras digitales para que cualquier dueño de un pequeño negocio pueda crear, vender y administrarlos de forma simple y rápida.

Recientemente fue lanzado el sitio Compra Futura, un proyecto solidario sin fines de lucro para ayudar a las pequeñas empresas, comercios y emprendimientos que vieron afectadas sus ventas por la cuarentena.

A través del sitio comprafutura.com los usuarios pueden seleccionar un comercio y hacer una compra hoy sabiendo que podrán recibirla –con un beneficio extra- cuando termine la cuarentena.

Básicamente el local puede mantener parte de sus ventas porque el consumidor realiza una compra por adelantado y el vendedor, ante ese gesto, ofrece una recompensa más allá de la compra.

También te puede interesar...