COVID-19: Estricto protocolo de prevención en los penales provinciales

Comentar
El Ministerio de Seguridad y Justicia implementó un estricto Protocolo de Prevención de COVID-19 en los establecimientos carcelarios de Río Negro para resguardar la salud tanto de internos, sus familias como del personal del Servicio Penitenciario.

Este protocolo, diseñado en conjunto con el Ministerio de Salud de Río Negro, cuenta con determinados requisitos tanto para el cuidado del personal penitenciario como para las visitas.

Establece además una serie de medidas de higiene, especialmente el uso de agua y jabón, alcohol en gel y alcohol, así como de prevención como la distancia prudencial entre las personas en todos los casos posibles. 

Se establecieron además específicas normas para la limpieza y desinfección de los espacios comunes, tales como mesas, mesadas, sillas, teclados, escritorios, picaportes, entre otros. 

En este marco, se está cumpliendo en tiempo y forma con la entrega en todas las Unidades Penales de la provincia, de los correspondientes insumos médicos, artículos de limpieza y de higiene necesarios. Además, cada Unidad Penal cuenta de manera visible con la cartelería correspondiente, elaborada por el Ministerio de Salud de la provincia, en cuanto a los métodos de prevención del COVID-19.

El protocolo exige para el ingreso a cada Unidad Penal un adecuado interrogatorio respecto a la presencia de síntomas de la vía respiratoria a fin de identificar si la persona padece de fiebre (38°C) más tos seca o goteo nasal o dificultad respiratoria o dolor de garganta o malestar general.

En caso de reunir fiebre y algunos de esos síntomas, ninguna persona, ya sea personal o visita, podrá ingresar al Penal. Si además de los síntomas, la persona refiere haber viajado a países de riesgo, el Protocolo establece que deberá ser evaluada por personal médico para su aislamiento en una institución de salud de su localidad. Si señala haber viajado a lugares de riesgo en los 14 días previos pero no presente síntoma se le indica el aislamiento en su domicilio de manera preventiva.

En tanto, el personal debe firmar una declaración jurada en la cual se compromete en informar si estuvo en contacto con alguna persona proveniente de países en riesgos y se presenta síntomas (fiebre, tos, secreción nasal, estornudos) o haya estado en zonas o lugares considerados como zonas de riesgo en los últimos 14 días. El protocolo habilita a que la autoridad sanitaria podar tomar otras medidas o modificar las presentes en función de la situación epidemiológica. El personal que se niegue a cumplir con las pautas dispuestas, no tendrá permitido el ingreso a la Unidad y conjuntamente se le iniciará la correspondiente causa disciplinaria.

Visitas

El protocolo prevé también requisitos destinados a ser cumplidos por las visitas en su ingreso al Establecimiento Carcelario. No obstante, en forma posterior a la puesta en práctica del Protocolo, el Gobierno Nacional decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio aún vigente que no permite la circulación de personas.

Por esa razón y teniendo en cuenta que las visitas a Unidades Penales no se encuentran exceptuadas en el decreto presidencial, las mismas quedaron prácticamente sin poder realizarse ya que la norma nacional impide la circulación en la vía pública y por ende el traslado de una persona a un Establecimiento Carcelario.

También te puede interesar...