Taxista investigado por violencia de género no podrá llevar pasajeros al barrio de la víctima

Comentar
Un taxista de Roca denunciado por hechos de violencia de género no podrá llevar ni buscar pasajeros en el barrio donde vive la víctima, mientras estén vigentes las medidas cautelares que le impusieron en el Juzgado de Paz.

El Juez de Paz subrogante de Roca, Rodrigo Benítez, dictó una serie de restricciones respecto del hombre acusado y derivó las actuaciones tanto al Juzgado de Familia como a la Fiscalía, ante la posibilidad de que los hechos denunciados por la mujer también configuren delitos.

Entre las medidas adoptadas, el juez envío un oficio a la empresa de taxis para la que trabaja el hombre investigado para ordenarle que “arbitre los medios necesarios para que el Sr. no realice viajes que tengan su origen y/o destino final o intermedio” en el barrio donde se domicilia la denunciante.

La protección a la mujer se acompañó en la resolución con una medida cautelar de prohibición de acercamiento a menos de 200 metros de la víctima y de su vivienda y la prohibición de “producir incidentes, proferir agravios, realizar actos torpes o molestos o de hostigamiento y/o efectuar reclamos personales de cualquier índole” a la mujer, bajo apercibimiento de iniciarse otra causa penal en su contra y de disponerse su arresto, una multa o trabajos comunitarios en caso de incumplimiento.

También te puede interesar...