Niegan que Gennuso haya autorizado reunión de cultos y misas

Polémica en Bariloche

Comentar

Durante la jornada de ayer martes circuló muy fuerte una versión en San Carlos de Bariloche que daba cuenta sobre una presunta autorización del intendente de esa ciudad, Gustavo Gennuso para la celebración de misas y reuniones de cultos y que tras ello dos pastores evangélicos contrajeron Coronavirus.

No obstante, desde las iglesias evangélicas afirmaron que no existió ninguna autorización de parte del jefe comunal barilochense para la celebración de reuniones en las iglesias.

La Asociación Civil de Pastores Evangélicos de Bariloche emitió un comunicado aclarando de qué se trataron las dos reuniones que mantuvieron una vez iniciada la cuarentena. Detallaron: “se nos otorgó una autorización para poder realizar los oficios vía online, nunca con feligreses ni congregantes dentro de nuestros templos, algo que pondría en riesgo a la población e iría en detrimento primero de nuestros valores y también de las medidas adoptadas para mitigar los contagios en nuestra ciudad”.

En declaraciones al matutino barilochense El Cordillerano, Hugo Alberto Spitzmaul, actual vocal titular en la Comisión Directiva de la Asociación de Pastores Bariloche y pastor de la iglesia Alianza Cristiana y Misionera dijo que emitieron el “comunicado para aclarar la situación, en ningún momento recibimos un autorización del municipio para que pudiéramos hacer reuniones” comenzó diciendo.

Mantuvieron dos reuniones, “la primera fue con ocho personas por Zoom con el intendente y Marcos Barberis, en esa nos preguntó cómo veíamos la situación, le dijimos que nuestra gente estaba muy mal anímicamente y que necesitábamos estar en forma virtual en contacto con ellos”.

“En la segunda, del día 9 de mayo, fuimos 38 pastores convocados por las autoridades por Zoom donde el jefe de Gabinete y Patricia Díaz, nos dieron detalles del protocolo. A mí me tocó estar en la puerta de la iglesia con la pistolita para pulverizar alcohol con agua, el pastor Matamala llegó cuando la reunión ya estaba empezada y se retiró antes de que finalizara”. Continuó diciendo que “mantuvimos el distanciamiento social obligatorio y en esa oportunidad podíamos pedir la autorización para hacer las reuniones virtuales”. Fue una decisión de cada iglesia el hacerlas por plataformas o no.

Comentó: “al hospital enviamos el listado completo de las 38 personas que estuvimos en esa reunión y el sábado 23 ya se completarían los 14 días”.

 

También te puede interesar...