Fue a un control médico y falleció

Denuncian mala praxis en el hospital Artémides Zatti

Comentar
Familiares de Eugenio Navarrete, integrante de la Asociación de Ex Presos Políticos de Río Negro que falleció el pasado viernes, denunciaron a un médico y una enfermera del hospital Artémides Zatti por mala praxis.

Según relató Belén Navarrete, la hija del militante de derechos humanos de 68 años de edad, su papá fue el viernes último a un simple control médico, "en perfectas condiciones", y tras recibir un medicamento suministrado por los profesionales del nosocomio falleció.  "Estoy convencida que lo que lo mató a mi papá fue lo que le pusieron", expresó Belén.
 
Los familiares de Navarrete realizaron el mismo viernes una denuncia ante la Fiscalía a cargo de Paula Luque, quien comenzó una investigación por "muerte dudosa" y ordenó la realización de una autopsia.

La hija de Navarrete relató que "mi papá era un paciente del hospital, tenía una asistencia ambulatoria". Y agregó que "tenía una úlcera que ya estaba cicatrizando e iba a hacerse un control y no tenía medicación. Sólo se ponía una crema en su casa, un vendaje y nada más". 

"El día viernes a raíz de que había una citación por parte de la enfermera que lo trataba en su casa por una úlcera en el pie, fue a un control médico, entró en perfectas condiciones de estabilidad, para ver a un traumatólogo que le iba a mirar el pie", contó Belén. 

La mujer detalló que ella misma acompañó a Navarrete al hospital. "Entró a las 8.20, ingreso al consultorio con él, se pone en la camilla, le sacan el vendaje, lo revisa el médico, le toca el pie y le dice, 'usted aparentemente no tiene infección de nada'".

"En ese momento la enfermera toma una solución, que todavía no sabemos qué le aplicó, y mi papá expresa que se estaba sintiendo mal y la enfermera le dice al médico, vio doctor como le hace alergia", manifestó la hija de Navarrete.

Y agregó que a pesar de la expresión de su papá, la enfermera "le sigue aplicando el medicamento y mi papá se comienza a descompensar de un momento para otro".

"Yo entré con una persona que estaba estable, que no tenía nada, no iba para aplicarse ningún tipo de medicación, simplemente para un control y me tengo ir con un muerto", sentenció Belén Navarrete. 

Consultada por las explicaciones que dieron los profesionales de la salud, la mujer manifestó que "lo que ella -la enfermera- expresa es que era un medicamento que ya se había utilizado antes y que era consciente, porque era quien lo trataba en su casa hasta hace un tiempo". 

Y añadió que "en las causas del fallecimiento ponen un montón de cuestiones, pero nadie nos dio una explicación concreta de lo que pasó con mi papá".

"Ante este montón de irregularidades es que nosotros vimos como familia la necesidad de hacer una denuncia en la Fiscalía para saber qué es lo que le hicieron, porque era una persona que entró estable", volvió a remarcar Belén. 

Finalmente sostuvo que la intensión es que no le vuelva a pasar a ninguna persona más una situación similar. 

También te puede interesar...