Niegan prisión domiciliaria al autor de los disparos contra el médico

Comentar

La fiscalía se opuso a que la prisión preventiva del acusado de tentativa de homicidio del médico de Campo Grande se morigerara y el juez determinó que el hombre continúe detenido. La defensa particular había solicitado que se dicte una prisión domiciliaria.

En la audiencia de formulación de cargos realizada el 17 de octubre se dispuso el encarcelamiento cautelar del imputado por el plazo de seis meses, el cual podrá ser prorrogado de acuerdo a las necesidades propias del proceso.

El defensor particular que asumió la representación del hombre presentó un recurso de revisión al fallo, por lo que esta mañana se realizó una audiencia para tratar el pedido.

Tras presentar sus agravios, el patrocinante ofreció domicilios alternativos donde el acusado podría cumplir con una medida cautelar de prisión domiciliaria.

La fiscalía se opuso al pedido de la defensa sosteniendo como en la audiencia de formulación de cargos que cualquier alternativa que no sea la privación de la libertad en una unidad de orden público, era insuficiente para garantizar el normal avance del proceso. Sumó a lo anterior, que según las evidencias revacadas hasta el momento existió un intento del acusado para ocultar pruebas que permitan avanzar en la investigación.

Ambos argumentos fueron tenidos en cuenta por la jueza de garantías a la hora de resolver y para considerar que existe la posibilidad de que si el acusado recupera la libertad, pueda entorpecer el proceso en su contra.

A la hora de resolver, el juez de juicio a cargo de la audiencia, coincidió con la postura fiscal y confirmó la prisión preventiva en los términos en los que se venía cumpliendo hasta el momento.

Se recuerda que según la teoría del caso de la acusación el hecho ocurrió el 15 de octubre alrededor de la 01:00 cuando el imputado agredió con tres disparos de arma de fuego a la víctima, ataque que según la teoría del caso de la acusación tuvo como objetivo quitarle la vida al profesional de la salud. El fiscal consideró que el acusado atentó contra el profesional de la salud mientras se encontraba en estado de indefensión, puesto que apareció en escena de forma sorpresiva, amparándose en la oscuridad de la noche y con un claro preordenamiento de su conducta.

La calificación legal del caso es tentativa de homicidio doblemente agravado por ser cometido con alevosía y por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y protación ilegal de arma de fuego.

 

También te puede interesar...