La ampliación del Plan Mujer de Ipross "cambia la concepción de la obra social".

La vocal gremial Clara Busso dio detalles de ese programa y del funcionamiento general del Ipross

Comentar

La vocal gremial del Ipross, Clara Busso, consideró como “un avance de concepción en la obra social” la implementación de una nuevo programa de Salud Reproductiva “no sólo para mujeres y también un giro significativo en la cuestión de la prevención, tanto de embarazos como de los cánceres más comunes como son los de útero, mama y próstata”.

La Junta de Administración del Instituto Provincial de Seguro de Salud (IPROSS) resolvió relanzar el programa de Salud Sexual yReproductiva, anteriormente denominado "Plan Mujer", y ampliar la cobertura de las diferentes prestaciones.

Entre las principales novedades para los afiliados y afiliadas se destaca la cobertura al 100% de las pastillas anticonceptivas y de anticoncepción de emergencia,  también conocidas como las del "día después".

Se garantiza cobertura al 100% de medidas permanentes de anticoncepción, como la ligadura de trompas o la vasectomía.

Y se avanza en cobertura total de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), con controles médicos, medicamentos y acompañamiento psicológico.

La referente sindical en el Consejo de Administración destacó que “las leyes de avanzada que siempre tuvo Río Negro ahora la obra social las retoma con fuerza, como las que establecen la cobertura de las ligaduras de trompas y vasectomías”.

“Para obtener los Dispositivos Intra Uterinos por ejemplo sólo basta ir a la farmacia con la receta digital del Ipross y representa con cero costo para el afiliado”, explicó.

Dijo que “este programa amplía y revisa el plan Mujer,  incluye dos consultas ginecológicas para las mujeres y una consulta al urólogo para el varón. Un estudio de laboratorio de sangre y orina completa, también sin ningún costo para el afiliado, aunque el costo para la obra social es de 15 millones. Actualmente, sin obra social la colocación de un DIU cuesta alrededor de 24 mil pesos”, agregó.

Luego Busso se refirió a la situación general de la obra social. “Una de las cosas que impresiona mucho es el funcionamiento de las corporaciones y de la industria médica, que es muy fuerte. A nivel micro y macro”, sostuvo.

En cuanto a la eficacia de las gerenciadoras que operan como intermediarias entre la obra social y los grandes centros de Salud Busso dijo que “el Ipross trabaja con dos, una en Buenos Aires y Bahía Blanca y son necesarias porque es muy difícil cuando se complejiza tratar con cada centro médico y tener el abanico total de los especialistas, por lo que las gerenciadoras lo facilitan”.

No obstante, resaltó que “el Ipross ha avanzado en convenios con grandes centros médicos de manera directa”.

También se refirió a los altos costos que tienen para la obra social los tratamientos oncológicos, la medicación para personas trasplantadas y para el HIV. 

También te puede interesar...